miércoles, 30 de junio de 2010

LA VENTANA DEL HOSPITAL


Para esta reflexion, quiero antes contarles lo que yo padeci cuando estuve internado por 10 dias en el hospital, ya que esto es lo que muchas veces nos hace rendirnos y dejarnos caer, ya en el sexto dia no queria comer, vi muvhas cosas tristes y habian personas talvez mas graves que yo, sin embargo yo me sentia fatal, a lo que uno de esos dias sin sentir los rayos del sol, me levante y me aserque a una ventana por la tarde y pude recibir los rayos del sol, la piel se me calento y la esperanza volvio a nacer en mi interior. Cuando estamos sanos de todo nos quejamos, del calor, del frio, la lluvia las sequías y mas, pero cuando esas cosas nos faltan comenzamos a valorar lo que Dios nos ofrece cada dia, ahora disfrutemos de esta reflexion y aprendamos juntos.

Dos hombres, ambos enfermos de gravedad, compartían el mismo cuarto semi privado del hospital. A uno de ellos se le permitía sentarse durante una hora en la tarde, para drenar el líquido de sus pulmones. Su cama estaba al lado de la única ventana de la habitación. El otro tenía que permanecer acostado de espaldas todo el tiempo. Conversaban incesantemente todo el día y todos los días, hablaban de sus esposas y familias, sus hogares, empleos, experiencias durante sus servicios militares y sitios visitados durante sus vacaciones.

Todas las tardes cuando el compañero ubicado al lado de la ventana se sentaba, se pasaba el tiempo relatándole a su compañero de cuarto lo que veía por la ventana. Con el tiempo el compañero, acostado de espaldas que no podía asomarse por la ventana, se desvivía por esos períodos de una hora durante el cual se deleitaba con los relatos de las actividades y colores del mundo exterior. La ventana daba, a un parque con un bello lago. Los patos y cisnes se deslizaban por el agua, mientras los niños jugaban con sus pequeños botes a la orilla del lago. Los enamorados se paseaban de la mano entre las flores multicolores en un paisaje con árboles majestuosos y en la distancia, una bella vista de la ciudad. A medida que el señor cerca de la ventana describía todo esto con detalles exquisitos, su compañero cerraba los ojos e imaginaba un cuadro pintoresco.

Una tarde le describió un desfile que pasaba por el hospital y aunque él no pudo escuchar la banda, lo pudo ver a través del ojo de la mente mientras su compañero se lo describía. Pasaron los días y las semanas y una mañana, la enfermera al entrar para el aseo matutino, se encontró con el cuerpo sin vida del señor cerca de la ventana, quien había expirado tranquilamente, durante su sueño. Con mucha tristeza, avisó para que trasladaran el cuerpo. Al otro día el otro señor, con mucha tristeza pidió que lo trasladaran cerca de la ventana. A la enfermera le agradó hacer el cambio y luego de asegurarse de que estaba cómodo, lo dejó solo. El señor con mucho esfuerzo y dolor, se apoyó de un codo para poder mirar al mundo exterior por primera vez. Finalmente tendría la alegría de verlo por sí mismo.
Se esforzó para asomarse por la ventana y lo que vio fue la pared del edificio de al lado. Confundido y entristecido, le preguntó a la enfermera qué sería lo que animó a su difunto compañero a describir tantas cosas maravillosas fuera de la ventana. La enfermera le respondió que el señor era ciego y no podía ni ver la pared de enfrente. Ella le dijo:

— Quizás solamente deseaba animarlo a usted.

¿AVISARÍAS A LOS PERSONAJES DE TUS SUEÑOS?


El discípulo se reunió con su mentor espiritual para indagar algunos aspectos de la Liberación y de aquellos que la alcanzan. Departieron durante horas. Por último, el discípulo le preguntó al maestro:
-¿Cómo es posible que un ser humano liberado pueda permanecer tan sereno a pesar de las terribles tragedias que padece la humanidad? El mentor tomó entre las suyas las manos del perplejo discípulo, y le explicó:
-Tú estás durmiendo. Supóntelo. Sueñas que vas en un barco con otros muchos pasajeros. De repente, el barco encalla y comienza a hundirse. Angustiado, te despiertas. Y la pregunta que yo te hago es: ¿Acaso te duermes rápidamente de nuevo para avisar a los personajes de tu sueño? ¿Hasta cuando durmiendo?. Era un pueblo de la India cerca de una ruta principal de comerciantes y viajeros. Acertaba a pasar mucha gente por la localidad. Pero el pueblo se había hecho célebre por un suceso insólito: había un hombre que llevaba ininterrumpidamente dormido más de un cuarto de siglo. Nadie conocía la razón. ¡Qué extraño suceso! La gente que pasaba por el pueblo siempre se detenía a contemplar al durmiente.
-¿Pero a qué se debe este fenómeno? -se preguntaban los visitantes. En las cercanías de la localidad vivía un eremita. Era un hombre huraño, que pasaba el día en profunda contemplación y no quería ser molestado. Pero había adquirido fama de saber leer los pensamientos ajenos. El alcalde mismo fue a visitarlo y le rogó que fuera a ver al durmiente por si lograba saber la causa de tan largo y profundo sueño. El eremita era muy noble y, a pesar de su aparente adustez, se prestó a tratar de colaborar en el esclarecimiento del hecho. Fue al pueblo y se sentó junto al durmiente. Se concentró profundamente y empezó a conducir su mente hacia las regiones clarividentes de la consciencia. Introdujo su energía mental en el cerebro del durmiente y se conectó con él. Minutos después, el eremita volvía a su estado ordinario de consciencia. Todo el pueblo se había reunido para escucharlo. Con voz pausada, explicó:
-Amigos. He llegado, sí, hasta la concavidad central del cerebro de este hombre que lleva más de un cuarto de siglo durmiendo. También he penetrado en el tabernáculo de su corazón. He buscado la causa. Y, para satisfacción de ustedes, debo decirles que la he hallado. Este hombre sueña de continuo que está despierto; por tanto, no se propone despertar.

DE DIOS, LA CREACIÓN Y LOS PERROS


De Dios, del hombre y de los perros:

Dios hizo al hombre del suelo
Y le dio el soplo divino.
De la esencia de los Ángeles
El creó a la mujer misma.
Como vio Dios que era bueno
Y le quedaron bonitos...
para su puro disfrute
los puso en el paraíso.
Lo que sucedió después,...
fue tema de muchos libros.
Dicen que fue la mujer
tentada por la serpiente
la que causó el estropicio.
Yo no lo doy por sentado.
Bien se sabe que son hombres
Los que escribieron los libros.
Y en todas las religiones
Siempre culpan a las chicas.
Capaz que fue como dicen,
Que la tentó la serpiente,
Y por no quedarse sola
metió en el brete al marido!
O capaz que fue el muchacho...
Que, amando a la compañera,
pensó que a la soledad
él prefería el exilio.
Solo sé que en ese día
en que el ángel de la espada
custodiaba el Paraíso,
El Señor sintió el dolor
De un Padre que echa a sus hijos...
Y para que no anden solos
en sitio desconocido,
tomó desde su derecha
al animal más querido,
dándole como mandato
que cuidara al infeliz
que había caído en desgracia
por causas no esclarecidas.
Es por eso que los perros,
-porque es mandato divino-
siempre cuidaron del amo.
Aún de los más cretinos.
Aún del que los tiene atados
en el medio de la helada
sin sustento y sin abrigo!
Porque, Señores!, los perros...
no tienen libre albedrío.
Deben profesar al amo
fidelidad y cariño:
Porque es mandato de Dios!
-Porque es mandato divino.-

EL ÁRBOL DEL AMOR


...He oído contar la historia
de un antiguo y majestuoso árbol,
cuyas ramas se extendían hacia el cielo.
Al llegar la estación de las flores,
mariposas de todas las formas,
tamaños y colores,
bailaban a su alrededor.
Las aves de países lejanos
se le acercaban y cantaban
cuando florecía y daba frutos.
Las ramas, como manos extendidas,
bendecían a todos los que acudían a sentarse
bajo su sombra.
Un niñito solía venir a jugar junto a él
y el gran árbol se encariñó con el pequeño.
El amor entre lo grande y lo pequeño
es posible, si el grande no es consciente de su grandeza.
El árbol no sabía que era grande,
sólo el hombre es consciente de eso.
La prioridad de lo grande siempre es el ego,
pero para el amor
nadie es grande o pequeño.
El amor abraza a quienquiera que se le acerque.
Así, el árbol comenzó a sentir amor hacia
ese pequeño que solía ir
a jugar cerca de él.
Sus ramas eran altas,
pero las inclinaba hacia el niño,
de modo que pudiera recoger
sus flores y sus frutos.
El amor siempre cede;
el ego nunca esta dispuesto a inclinarse.
Si te acercas al ego, sus
ramas se estirarán aún más hacia lo alto;
se pondrá rígido
para que no puedas alcanzarlo.

(*)Fuente: El Árbol del Amor. Cap. 1
Autor: Osho

24 COSAS PARA RECORDAR


24 cosas para recordar siempre...
y una sola para nunca olvidar

Tu presencia es un regalo para el mundo.

Eres una persona única en un millón.

Tu vida puede ser como tu quieras que sea.

Vive cada día con intensidad.

Cuenta tus alegrías, no tus desdichas.

Lucharás contra la adversidad que se te presente.

Dentro tuyo hay infinitas respuestas.

Comprende, ten coraje, se fuerte.

No te impongas limites.

Hay tantos sueños que esperan ser realizados!
Las decisiones son tan importantes para librarlas al azar.

Lucha por tu ideal, tu sueño, tu premio.

No hay nada tan desgastante como las preocupaciones.

Mientras más carguemos con un problema, mas pesado se hace.

No te tomes las cosas con tanta seriedad.

Vive una vida de serenidad, no de lamentos.

Recuerda que un poco de amor recorre largos caminos.

Recuerda que mucho... es para siempre.

Recuerda que la amistad es una sabia inversión.

Los tesoros de la vida son personas... unidas.

Nunca es tarde.

Transforma lo cotidiano en extraordinario.

Ten salud, esperanza y felicidad.

Pídele un deseo a una estrella.

Y jamás olvides.....ni siquiera por un día... cuan especial eres.

Collyn McCarty

¿PORQUE LA GENTE GRITA?


Un día Meher Baba preguntó a sus mandalies lo siguiente:- ¿Por que la gente se grita cuando están enojados?:
Los hombres pensaron unos momentos:
Porque perdemos la calma - dijo uno - por eso gritamos.-
Pero ¿por qué gritar cuando la otra persona está a tu lado? - preguntó Baba - No es posible hablarle en voz baja? ¿Por qué gritas a una persona cuando estás enojado?
Los hombres dieron algunas otras respuestas pero ninguna de ellas satisfacía a Baba.
Finalmente él explicó:
Cuando dos personas están enojadas, sus corazones se alejan mucho. Para cubrir esa distancia deben gritar, para poder escucharse. Mientras más enojados estén, más fuerte tendrán que gritar para escucharse uno a otro a través de esa gran distancia.
Luego Baba preguntó:- ¿Qué sucede cuando dos personas se enamoran?
Ellos no se gritan sino que se hablan suavemente,¿por qué? Sus corazones están muy cerca.

La distancia entre ellos es muy pequeña.
Baba continuó - Cuando se enamoran más aún, qué sucede? No hablan, sólo susurran y se vuelven aun más cerca en su amor. Finalmente no necesitan siquiera susurrar, sólo se miran y eso es todo. Así es cuan cerca están dos personas cuando se aman.
Luego Baba dijo:-
Cuando discutan no dejen que sus corazones se alejen, no digan palabras que los distancien más, llegará un día en que la distancia sea tanta que no encontrarán más el camino de regreso.

CUANDO LLEGA LA NOSTALGIA


A veces te sientes como un arado que barre siempre el mismo surco y piensas que el trabajo sería más blando si caminaras en compañía.
A veces te enredas en la nostalgia de lo que dejaste atrás y, así como el agua busca su nivel tu sangre tira y lleva lejos tu memoria.

Miras por sobre el hombro y recuerdas a tus amigos, tu vieja casa, tu ayer o ese alguien especial para ti.
Puedes llegar a maldecir tu decisión de comenzar el camino y te pierdes en los "cómo hubiera sido si..."
Otras veces encuentras injusto el precio de tu soledad y revuelves en los pliegues de tu pasado como quien busca monedas en los bolsillos de un muerto.
Tu mente menor inventa recuerdos y fabrica diálogos que lo expliquen todo: respondes a preguntas que nunca te hicieron e interrogas a quien no tuviste coraje de preguntar.

Pero descubres que no hay risa que devuelva lo perdido, lo llorado, ni dé verde a lo marchito.
¿Pero tú, buscador, estás seguro de haber perdido?
Cuidado:
Tú no vives de recuerdos
sino que los recuerdos viven de ti.
Son miles de bocas que devoran la fuerza que necesitas para seguir adelante.
Te digo que no existe nada de malo en esos sentimientos en tanto no te dejes sofocar por los sentimientos.
Si esto sucede es porque estás olvidando estás no-recordando.
Dime:
¿De quién te acuerdas cuando te acuerdas de ti?
¿Del niño que corría entre los árboles?
¿Del joven que soñaba con viajes lejanos?
¿De lo que fuiste ayer?
Todas esas vivencias tiene la marca de lo fugaz:
están escritas en tu memoria como la sombra que un pájaro en vuelo deja sobre el agua.
Pero recordarse de sí no quiere decir tener memoria. La memoria y el olvido son funciones de tu mente menor en cambio el recuerdo de sí pertenece al ser profundo.
Escucha: tú no has renunciado a amar por seguir la vía sin embargo puede parecerte que por seguir la vía has dejado de amar.

Recuerda bien, buscador no sea cosa que lo que crees que has perdido sea sólo otro juego de tu mente así como tus recuerdos emotivos pueden ser sólo reflejos condicionados y la historia que añoras un invento de tu nada.
Observa qué curioso:
Ciertas cosas llegan a tu vida cuando ya no las precisas. Arriban con un retardo inexplicable cuando la cola de tu ilusión ya dio vuelta en la esquina.
Un amor demasiado grande y por lo tanto insostenible para tu miedo de amar nunca te embiste al mismo tiempo que su fulgor.
Primero te encandila y te hace soñar después nace en ti el deseo de poseerlo. Entonces desaparece se va de tu vida.

En realidad son cosas que te protegen de ellas mismas y te ponen a salvo del riesgo de su presencia por eso a veces tienes la sensación que alguien golpea demasiado tarde a tu puerta.
En el fondo se trata de un acto oculto de respeto y de protección porque el objeto o el afecto que deseabas puede volver a ti pero no en el momento del deseo sino cuando comprendas que puedes vivir sin él.
El buscador no cree en el amor eterno sino en el eterno amor.
Por eso, si recuerdas una gran amistad o un gran amor hazlo con la delicada alegría de los amigos que amaron no con la posesividad de los insatisfechos.
Abre las manos del alma y deja andar su recuerdo como si liberaras una paloma cautiva.
Esto también te servirá para aprender.

CARTA DEL CIELO PARA TI


Tú, que eres un ser humano, eres mi milagro. Y eres fuerte, capaz, inteligente y lleno de dones y talentos. Cuenta tus dones y talentos. Entusiásmate con ellos. Reconócete. Encuéntrate. Acéptate. Anímate. Y piensa que, desde este momento, puedes cambiar tu vida para bien, si te lo propones y te llenas de entusiasmo. Y sobre todo, si te das cuenta de la felicidad que puedes conseguir con sólo desearlo.

Eres mi creación más grande. Eres mi milagro. No temas comenzar una nueva vida. No te lamentes nunca. No te quejes. No te atormentes. No te deprimas. ¿Cómo puedes temer, si eres mi milagro? Estás dotado de poderes desconocidos para todas las criaturas del universo. Eres único. Nadie es igual a ti. Sólo en ti está aceptar el camino de la felicidad y enfrentarlo, y seguir siempre adelante hasta el fin. Simplemente porque eres libre.

En ti está el poder de no atarte a las cosas. Las cosas no hacen la felicidad. Te hice perfecto para que aprovecharas tu capacidad y no para que te destruyas con tonterías.Te di el poder de pensar, te di el poder de amar, te di el poder de determinar, te di el poder de reír, te di el poder de imaginar, te di el poder de crear, te di el poder de planear, te di el poder de hablar, te di el poder de rezar... y te situé por encima de los ángeles, cuando te di el poder de elección.

Te di el dominio de elegir tu propio destino usando tu voluntad. ¿Qué has hecho de estas tremendas fuerzas que te di? No importa. De hoy en adelante, olvida tu pasado, usando sabiamente ese poder de elección. Elige amar en lugar de odiar, elige reír en lugar de llorar, elige actuar en lugar de aplazar, elige crecer en lugar de consumirte, elige bendecir en lugar de blasfemar, elige vivir en lugar de morir. Y aprende a sentir mi presencia en cada acto de tu vida. Crece cada día un poco más en el optimismo de la esperanza. Deja atrás los miedos y los sentimientos de derrota.

Yo estoy a tu lado siempre. Llámame, búscame, acuérdate de mi. Vivo en ti desde siempre y siempre te estoy esperando para amarte. Si has de venir hacia mi algún día... que sea hoy, en este momento. Cada instante que vivas sin mi, es un instante infinito que pierdes de paz. Trata de volverte niño, simple, inocente, generoso, dador, con capacidad de asombro y capacidad para conmoverte ante la maravilla de sentirte humano, porque puedes conocer mi amor, puedes sentir una lágrima, puedes comprender el dolor...

No te olvides que eres mi milagro. Que te quiero feliz, con misericordia, con piedad, para que este mundo que transitas pueda acostumbrarse a reír, siempre que tú aprendas a reír. Y si eres mi milagro, entonces usa tus dones y cambia tu medio ambiente, contagiando esperanza y optimismo sin temor, porque yo estoy a tu lado.
Con todo cariño, DIOS.

DOS MINUTOS


Las cosas después de un tiempo nunca son iguales, jamás la gente es igual al otro día, las costumbres van cambiando, los hábitos se van haciendo de uno, la rutina nos va comiendo todos los días, las obligaciones cada día son más, las risas tal vez son menos, las caricias se van haciendo pocas y los besos ligueros...

Así es la vida, un camino lleno de colores, aromas, climas, sentimientos... de pronto hay días en que todo es color de rosa con aroma suave, sin embargo también hay días grises con aroma a viejo, a rancio. Hay días cálidos como la primavera, pero también hay noches frías como el invierno. Hay momentos de alegría, risas, sueños, metas...hay momentos de caras tristes, de gritos, de ofensas, de enojos...

La relación de una pareja es así porque se va haciendo cada día, minuto a minuto, es una historia que no está escrita. Los hijos... llegan, pero de la misma forma se van y solo queda al final el amor y la compañía. Los hijos... esas personas chiquitas que nos enseñan tantas cosas, que nos hacen darnos cuenta de todos esos sentimientos que si tenemos y que son tan bellos. Los hijos... que nos dan tantas lecciones de humildad, de sencillez, de inocencia, de capacidad de asombro, de poder aprender cosas nuevas todos los días... con esas sonrisas y esos ojos que nos dan tantas cosas con solo una mirada, con una caricia de sus manos tan limpias de todo.

Y sin embargo, a veces no tenemos la capacidad o el tiempo de detener nuestra rutina dos minutos y valorar todas y cada una de estas pequeñas alegrías de la vida. A veces no tenemos el valor de asomarnos afuera de nuestra esfera y ver que hay cosas hermosas que mirar, y ver que de las cosas no tan hermosas, también se puede aprender. Toma dos minutos de tu vida, sólo dos minutos, y piensa en todo lo que tenemos, en todo el amor que está en el aire solo para respirarlo, todas las sonrisas que a veces no vemos por estar con la atención en otras cosas, todas las miradas tan profundas, todas las palabras que no escuchamos, todos los aromas, todas las texturas, todos los colores.Tal vez después de estos dos minutos el amor vuelva a brillar.

martes, 29 de junio de 2010

AMIGO/A, PUEDES CONTAR CONMIGO


Primero pensé en tí, cuando por fin me quedé dormid@,soñé contigo, y al despertar, de nuevo, pensé en tí.Y así un día después de otro,intentando comprender la historia de tu corazón,intentando sentir lo que tú has sentido.Imposible de evaluar tanto amor en tus manos,en tu corazón, en tu mente. Tanto amor ahogado en lágrimas,tantas lágrimas ahogadas en silencio,tanto silencio ahogado en incomprensión.

Todo y todos te indican cual es tu puesto,cual es la dirección que debes tomar.Y tú, tan solo tú, sacas valor y determinaciónpara ponerte en el sitio que tú has elegido,para seguir el camino que marca tu corazón.
Te quiero amigo(a) mío(a),te quiero con toda mi alma,te quiero por todo lo que tu amas,te quiero por todo lo que has sentido,te quiero por cada una de las lágrimasque se han escapado de tus ojos,te quiero por todos y cada uno de los silencios,y por todas y cada una de tus palabras.

Te quiero, no por lo que hayas sido,por lo que seas ni por lo que serás, sino por la sensibilidad de tu alma,por el valor de tu espíritu,por el dolor de tu corazón.Te quiero vayas a donde vayas.Seguramente, es mas fácil para midecirlo ahora que hace unos días.Quizás una palabra haya borrado mil tabúes.
Te quiero, aún más, por el dolor que,a tu corazón, ha de llegar,por las lágrimas que tus ojos aún deberán derramar,y por toda la incomprensión que tus oídos habrán de escuchar.

No te rindas, amigo mío,cuando el dolor y el sufrimientoson los compañeros habituales de casi todas las personas.Un corazón que sufre, siempre reconoce y comprendecon más facilidad a otro corazón que sufre.
Esto me lo has demostrado tú a mí en muchas ocasiones,y quizás ahora te lo puedo mostrar yo a tí.

No te rindas, amigo(a) mío(a).Cuando llegan las Rosas, para gente como tú,éstas son mucho más brillantes,Amucho más frescas, mucho más hermosas.Y las Rosas llegan...siempre llegan.

EL DESAFIO DEL TRIGO


Un día un viejo campesino fue a ver a Dios y le dijo: "Mira, tú puedes ser muy Dios y puedes haber creado el mundo, pero hay una cosa que tengo que decirte:


No eres un campesino, no conoces ni siquiera el principio de la agricultura. Tienes algo que aprender".


Dios dijo: ¿Cuál es tu consejo?.


El granjero le respondió: "Dame un año y déjame que las cosas se hagan como yo quiero y veamos que pasa. La pobreza no existirá más.


Dios aceptó y le concedió al campesino un año. Naturalmente éste pidió lo mejor y sólo lo mejor... ni tormentas, ni ventarrones, ni peligros para el grano. Todo confortable y cómodo... y él era muy feliz.
El trigo crecía altísimo. Cuando quería sol... había sol; cuando quería lluvia... había tanta lluvia como hiciera falta. Ese año todo fue perfecto, ¡matemáticamente perfecto!.


El trigo crecía tan alto que el granjero fue a ver a Dios y le dijo: "¡Mira!, esta vez tendremos tanto grano que si la gente no trabaja en 10 años, aun así tendremos comida suficiente".


Pero hubo un problema...Cuando se recogieron los granos todos estaban vacíos. El granjero se sorprendió y le preguntó a Dios: "¿Qué pasó?, ¿qué error hubo?.


Ante tal inquietud Dios le respondió: "Como no hubo desafío, no hubo conflicto, ni fricción, como tu evitaste todo lo que era malo, el trigo se volvió impotente.
Un poco de lucha es imprescindible. Las tormentas, los truenos, los relámpagos, son necesarios, porque sacuden el alma dentro del trigo".


La noche es tan necesaria como el día y los días de tristeza son tan esenciales como los días de felicidad. A esto se le llama lucha y esfuerzo. Entendiendo este secreto descubrirás cuan grande es la belleza de la vida, cuánta riqueza llueve sobre ti en todo momento, dejando de sentirte miserable porque las cosas no van de acuerdo con tus deseos.

EL GUSANO Y EL ESCARABAJO


Un gusano y un escarabajo eran amigos y se pasaban charlando largas horas.
El escarabajo estaba consciente de que su amigo el gusano era muy limitado en movilidad, tenia visión muy restringida y era muy tranquilo y pasivo comparado con los escarabajos.
El gusano, por su parte, estaba muy consciente de que su amigo el escarabajo venia de otro ambiente, y de que, en comparación con los gusanos de su especie, comía cosas desagradables, era muy acelerado, tenia una imagen grotesca y hablaba con mucha rapidez.
Un día, la compañera de vida del escarabajo le cuestionó a este su amistad con el gusano, preguntándole ¿cómo era posible que caminara tanto para ir al encuentro de un ser tan inferior, un ser tan limitado en sus movimientos? y por qué seguía siendo amigo de alguien que ni siquiera le devolvía los saludos efusivos que el escarabajo le hacia desde lejos.
Pero el escarabajo estaba consciente de que, debido a lo limitado de su visión, el gusano muchas veces ni siquiera veía que alguien lo saludaba y, si acaso llegaba a notarlo, no distinguía si era o no el escarabajo, y por ello no contestaba el saludo.
Sin embargo, el escarabajo callo para no discutir con su compañera. Fue tanta la insistencia de la escarabaja y tantos sus argumentos cuestionando la amistad que su compañero mantenía con el gusano que el escarabajo decidió poner a prueba esa amistad alejándose del gusano para esperar a que este lo buscara.
Paso el tiempo, y un día llego la noticia de que el gusano estaba muriendo, pues su organismo se había resentido por los esfuerzos que cada día hacia para ir a ver a su amigo el escarabajo y, como no lo conseguía durante toda una jornada diurna, el gusano tenia que devolverse sobre sus pasos para pasar la noche en el refugio de su propia casa.
Al saber esto, el escarabajo, sin preguntar a su compañera, decidió ir a ver al gusano.
En el camino se cruzo con varios insectos que le contaron de las diarias e infructuosas peripecias del gusano para ir a ver a su amigo el escarabajo y averiguar que le había pasado.
Le contaron de como se exponía día a día para ir a buscarlo, pasando cerca del nido de los pájaros. De como sobrevivió al ataque de las hormigas y así sucesivamente.
Llego el escarabajo hasta el árbol donde yacía el gusano esperando ya el momento final.
Y al verlo a su lado, el gusano, apenas con un hilo de vida, le dijo al escarabajo cuanto le alegraba ver que se encontrara bien.
Sonrió por ultima vez y se despidió de su amigo sabiendo que nada malo le había pasado a este.
El escarabajo sintió vergüenza por haber permitido que las opiniones de otros minaran su amistad con el gusano y sintió dolor por haber perdido las muchas horas de regocijo que las platicas con su amigo le proporcionaban y, sobre todo, por haberle puesto en una situación que le causo la muerte.
Al final entendió que el gusano, siendo tan diferente, tan limitado y tan distinto de lo que el era, era su amigo, a quien respetaba y quería porque, a pesar de pertenecer a otra especie, le había ofrecido su amistad.
Y así el escarabajo aprendió varias lecciones ese día:
Primera: La amistad esta en ti y no en los demás. Si la cultivas en tu propio ser, encontraras el gozo del amigo.
Segunda: El tiempo no condiciona las amistades. Tampoco lo hacen las razas ni las limitantes propias o las ajenas.
Tercera: El tiempo y la distancia no son los factores que destruyen una amistad. La destruyen las dudas y nuestros temores.
Cuarta: Cuando pierdes un amigo, una parte de ti se va con el. Las frases, los gestos, los temores, las alegrías, las ilusiones. Todo lo que ambos compartieron en el tiempo, se va con el.
El escarabajo murió poco después. Nunca se le escucho quejarse de quien mal lo aconsejó, pues fue decisión suya el prestar oídos a las criticas sobre su amigo.
Si tienes un amigo no pongas en tela de juicio lo que el es, pues sembrando dudas cosecharás temores.
No te fijes demasiado en como habla, cuanto tiene, que come o que hace, pues con ello estarás echando en saco roto tu confianza.
Reconoce la riqueza de quien es diferente a ti y, aun así, está dispuesto a compartir contigo sus ideales y temores.
La esencia del gusano y el escarabajo se volvieron una sola en el plano mas allá de esta vida.
No se si eres el gusano y yo el escarabajo, o al revés, pero seguro que somos distintos y que nos movemos en planos diferentes.
Yo, aunque sea gusano, te seguiré buscando día a día; pero si fuera escarabajo, no prestare oído a las criticas, vengan de donde vengan.
Si fuera gusano, ignoraré lo grotesco que me puedas parecer. Si fuera escarabajo, haría uso de mis habilidades para servirte.


Dijo la madre Teresa: "Voy a pasar por la vida una sola vez, cualquier cosa buena que yo pueda hacer o alguna amabilidad que pueda hacer a algún humano, debo hacerlo ahora, porque no pasaré de nuevo por ahí".

TODO TIENE UN PRECIO

No sabría decir si he llegado a esta conclusión por mi situación, por ser como soy, o porque real y tristemente, todo tiene un precio. Hoy me permití el lujo de hacer algo impensable para este ego; compartir. No me refiero a un compartir físico, ni psíquico, ni material, hablo de lo que, desde mi punto de vista, han sido mas que palabras pues en contra de lo habitual, me confesé victima de una realidad que me aterra. Pero no es tan grave como parece, todo lo contrario. Tengo la defectuosa creencia de que todo lo bueno en mi vida lo acabo perdiendo, lo que durante años me ha tenido sumergido en una desconfianza pura y dura por cuanto y quien me rodeaba. Así fue mas o menos la cosa. Lo que empezó siendo un bajón de consecuencias casi existenciales, terminó en una madurada reflexión sobre el comienzo y fin de las cosas. Aclarado que todo lo que empieza, acaba, decidí plantearme seriamente si valía la pena darlo todo en algo con fecha de caducidad para volver a empezar de nuevo con lo que quedara. Tras aceptar la cruel realidad de que no era cuestión de si lo valía, sino de no poder soportarlo una simple vez mas, llegue, sin querer, a un nuevo punto de partida; aprender. Aprender a convivir con un muro a mi alrededor. Mentiría si no admitiera que el miedo por perderme lo que quedaba fuera de mi coraza me costó mas de una noche en vela, pero por desgracia, me vi vencido por un temor mucho superior; volver a perder. Porque el mero pensamiento de saber que volvería a pasar por un nuevo vacío, extinguía de raíz cualquier anhelo. Pero consciente de que ser hermético, tampoco era la solución mas equilibrada, busque refugio en esa desconfianza, para asomar, solo de vez en cuando, la nariz fuera de mis propias murallas. Evidentemente, y una vez mas, la mente humana me sorprendió. No solo he aprendido a vivir desde mi burbuja sin perderme ( casi ) nada del exterior, sino que valoro muchísimo mas lo poco que consigue llegarme. Y aprendido queda para siempre, el estar conmigo mismo, solo. Pero no es tanto el precio que debo pagar por mi defecto lo que me preocupa, sino el efecto de éste en los demás, sometidos a un constante y estricto escepticismo por mi parte. Que curiosa es la cosa, que el precio a pagar por algo, venga impuesto por otro, y no por su valor.

Pero no crean que siempre hago las cosas por obtener algo; a lo largo de este caminar he aprendido que es mejor dar que recibir, puesto que cuando necesitas si has estado dando sin querer nada te hace falta, da sin medida, sin restricciones, y veras como Dios se encargara de recompensar cada esfuerzo que uno hace.

Y no se admiren cuando alguien les diga que eso se llama ser conformista porque no es verdad, como seres humanos empleamos tantas palabras y frases erroneamente y por eso yo les digo hoy que eso no es verdad, puesto que las necesidades siempre existiran mientras pienses como humano; pero si vemos las cosas espiritualmente realmente no necesitamos nada mas que dar amor, respeto, y confianza a los que nos rodean.
Cada dia que me levanto y doy gracias a Dios, y cuando me dirijo a hacer oracion por los demas, y me aserco a la comunion para los demas, me doy cuenta que no importa que los demas no lo agradezcan y que cada dia cuando al caminar encuentro a alguien y le comparto un saludo, recibo la gracia de lo que yo hago sin pedir nada a cambio.

Asi es como he dicido que el proximo mes hare un esfuerzo mas para servir a Dios y a los demas, no esperando ser elevado sino que de verdad yo pueda dar un servicio a los que me rodean, cuando uno aprende y da sin medida las cosas ya no parecen ser tan complicadas.

Es imposible alcanzar una estrella. Cada atardecer salgo a la calle y la veo colgada del cielo mientras el frío se apodera de la ciudad. Siempre en el mismo lugar, su luz parece una lluvia de hielo que me alcanza y me congela toda por dentro. La veo pender de un hilo invisible, y comienzo a caminar hacia ella con paso firme alentado por la esperanza y ojos borrosos por la tristeza.

Nada existe alrededor. Ando con la esperanza de acompañarla en ese desconsuelo que me quema por dentro, porque su destello difuso parece una cascada de lágrimas que empañan su luz. Ando, lenta pero incansablemente, siempre mirándola. Hay veces que creo ver un brillo tembloroso alzarse sobre los otros, algo parecido a un sollozo sin lágrimas. Siempre sola e impasible, fría en su perfección como cualquier cristal de hielo. Y sin embargo cuando la miro me siento triste, y sé que, en el fondo, estamos compartiendo el sentimiento.

Por eso sigo caminando. Paso a paso voy dejando atrás la ciudad. A veces la pierdo de vista detrás de algún edificio, pero sigo andando sabiendo que al doblar la próxima esquina, la estrella no se habrá movido de su lugar. Otras veces parece enredarse con los esqueletos de las copas de los árboles, y algo dentro de mí me impulsa a desenredar sus cabellos plateados de las ramas, y abrazarla hasta sentir que no puedo soportar más el dolor en mi piel de su tacto helado de astro, hasta sentir que aunque está a años luz de distancia, esta noche ha bajado hasta mí y me acompaña.

Cada atardecer es igual, cada atardecer nos miramos largamente buceando en nuestros pensamientos desde lejos, y me doy cuenta de que nos parecemos tanto… Lejos de todo, sumidas en un universo oscuro y extraño que no sabemos bien cómo recorrer. Cansadas ya de brillar con la misma fuerza desde el día en que nacimos, cansadas de sentir que esa luz se pierde sin llegar nunca a ningún lugar. Agotadas de vivir… Muriendo lentamente mientras no nos movemos de esa ventanita de cielo en la que alguien nos colgó un día, esperando… esperando a una estrella fugaz que quiera quedarse esta vez.

Otras veces se esconde tras las luces amarillas de las farolas de la carretera, y me hallo perdida en medio de la gran ciudad. Todo lo que me rodea me aturde entonces, pero no me olvido de la estrella… sigo caminando hacia ella con fe ciega en que mi instinto me llevará hasta el camino correcto, pese a no ver a donde me llevará, pese a saber que ese mismo instinto errante me ha traicionado ya en más de una ocasión.

Cada noche en pos de la estrella, mi estrella, es distinta, pero hay un hecho que se repite cada vez que la persigo, incansable, delirante. Cada noche, cuando el sol está ya muy lejos y en el cielo no quedan ya restos de sus ascuas, acelero el paso, convencida de que cada vez está más cerca, y por un instante dejo de sentir frío.

Mi corazón se acelera ante la posibilidad de llegar por fin, quién sabe a dónde, pero llegar… Pero un segundo después desaparece esta complicidad, tan rápido como llegó, e incluso llego a pensar que la estrella está más lejos de mí que ayer… pero sé que durante un segundo estuvo más cerca que nunca. Tan cerca que incluso siento que he llegado a rozarla con la punta de los dedos esta vez. Es entonces cuando un fugaz relámpago de lucidez ilumina mi mente, haciéndome ver que a cada paso que doy, ella se aleja otro más de mí; que jamás lograré alcanzarla, que estoy viviendo por una sombra cada vez más difusa, lejana y oscura… En ese instante, me invade el cansancio.

La tristeza se ahonda y se oscurece, la estrella se va difuminando en el horizonte. Decepcionada, regreso a la ciudad, aunque sé que mañana, cuando anochezca, volveré a caminar hacia ella otra vez… porque quizá algún día llegue hasta el final. Y con esa esperanza me acuesto cada noche y me levanto cada mañana, y la veo por la ventana siempre velando mi sueño, espantando pesadillas. Ya, ya sé que es imposible alcanzar una estrella… pero no por eso voy a dejar de intentarlo.

RESCATANDO UNA ESTRELLA


Había una vez un sabio que solía ir a la playa a escribir. Tenía la costumbre de caminar por la playa antes de comenzar su trabajo.
Un día, mientras caminaba junto al mar, observó una figura humana que se movía como un bailarín.
Se sonrió al pensar en alguien bailando para saludar el día. Apresuró el paso, se acercó y vio que se trataba de un joven y que el joven no bailaba sino que se agachaba para recoger algo y suavemente lanzarlo al mar. A medida que se acercaba saludó:
- Buen día, ¿Qué está haciendo?
- El joven hizo una pausa, se dio vuelta y respondió:
- Arrojo estrellas de mar al océano.
- Supongo que debería preguntar ¿Por qué arrojas estrellas de mar al océano? -, dijo el sabio.
El joven respondió:
- Anoche la tormenta dejó miles de estrellas en la playa, hoy hay sol fuerte y la marea está bajando, si no las arrojo al mar, morirán.
- Pero joven, replicó el sabio, no se da cuenta que hay cientos de kilómetros de playa y miles de estrellas de mar, ¿Realmente piensa que su esfuerzo tiene sentido?
- El joven escuchó respetuosamente, luego se agachó, recogió otra estrella de mar, la arrojó al agua y luego le dijo:
- Para aquella, sí tuvo sentido.
La respuesta sorprendió al hombre. Se sintió molesto, no supo que contestar y regresó a su cabaña a escribir. Durante todo el día, mientras escribía, la imagen de aquel joven lo perseguía. Intentó ignorarlo pero no pudo.
Finalmente al caer la tarde se dio cuenta que a él, el científico, a él, el sabio, se le había escapado la naturaleza esencial de la acción de aquel joven. Él había elegido no ser un mero observador en el Universo y dejar que pasara ante sus ojos.
Había decidido participar activamente y dejar su huella en él. Se sintió avergonzado y esa noche se fue a dormir preocupado. A la mañana siguiente se levantó sabiendo que debía hacer algo.
Se vistió, fue a la playa, encontró al joven y pasó el resto de la mañana arrojando estrellas de mar al océano.
...Nada puedo hacer para solucionar las penas del mundo, pero mucho puedo hacer para colaborar en el pedacito de mundo que me toca...

PRINCIPIO Y FUNDAMENTO DE VIDA CRISTIANA


Ahora ya casi terminando el mes de Junio y con Julio en puerta he tomado la reflexion de el misal mensual, que nos orienta y nos invita a vivir de verdad como merecemos, puesto que muchas veces nos dejamos llevar por las cosas del mundo; recuerdo que hace poco una persona medijo: Tu ni te preocupas porque no tienes hijos, ni mujer y por eso no sabes de crisis.

A lo cual yo respondi, eso es verdad, sin embargo tengo a mi familia y he aprendido que nada me pertenece, asi que no malgasto lo poco que tengo y lo comparto con todos los que merodean y hasta salgo mas jodido que esa persona puesto que el solo da a su esposa e hijos y a sus padres y demas segun ya no le alcanza, pero la vida no es para estarse quejando, sino para estar dando y sin medida.

"El hombre es creado para alabar, hacer reverencia y servir a Dios nuestro Señor y, mediante esto, salva su alma.

Y las otras cosas de la tierra son creadas para el hombre y para que le ayuden a conseguir el fin para el que fue creado.

De donde se sigue que el hombre tanto ha de usar de ellas, cuanto le ayuden para su fin, y tanto debe abstenerse de ellas, cuanto para ello le impidan.

Por lo cual, es menester hacernos indiferentes a todas las cosas creadas, en todo lo que es concedido a la libertad de nuestro libre albedrio, y no le esta prohibido.

En tal manera, que no querramos de nuestra parte mas salud que enfermedad, riqueza que pobreza, honor que deshonor, vida larga que corta. Y por consiguiente, en todo lo demas, solamente deseando y eligiendo lo que mas nos conduce para el fin que somos creados".

CUIDEMOS EL AGUA, LA VIDA Y EL AMOR


Este problema que se nos presenta en la actualidad es un tema que cada día ocupa más la atención de científicos, técnicos, políticos y en general, de muchos de los habitantes del planeta.

La escasez de este vital líquido obliga a reiterar nuevamente una llamada a la moderación de consumo por parte de la población a nivel mundial, ya que sin su colaboración los esfuerzos técnicos que llevan a cabo algunas organizaciones resultarían insuficientes.

El agua que el hombre puede utilizar para su consumo es muy poca, ya que: el 90 % es agua de mar y tiene sal, el 2 % es hielo y está en los polos, y sólo el 1 % de toda el agua del planeta es dulce, encontrándose en ríos, lagos y mantos subterráneos. Además el agua tal como se encuentra en la naturaleza, para ser utilizada sin riesgo para el consumo humano, requiere ser tratada, para eliminar las partículas y organismos que pueden ser dañinos para la salud.

La creciente necesidad de lograr el equilibrio hidrológico que asegure el abasto suficiente de agua a la población se logrará armonizando la disponibilidad natural con las extracciones del recurso mediante el uso eficiente del agua.

México, un país rico en recursos naturales, obtiene el agua que consume la población de fuentes tales como ríos, arroyos y acuíferos del subsuelo. Estas fuentes se regeneran de manera natural en época de lluvias; sin embargo, la época de lluvias tiene una duración promedio de cuatro meses lo que propicia una escasa captación. Aunado a esto, del total de agua captada por lluvias, aproximadamente el 70% se evapora.

La desproporción que existe entre la cantidad de agua que se capta por escurrimiento y las extensiones territoriales que comprenden sumado a la corta temporada de lluvias hace que la disponibilidad del agua sea cada vez menor.
Bajo este panorama México enfrenta actualmente graves problemas de disponibilidad, desperdicio y contaminación del agua.

De seguir con este consumo irracional del agua, este vital líquido pronto se acabará y probablemente se desate una guerra por ella, algo que probablemente suene ficticio en este momento, pero que a largo plazo puede llegar a ser una realidad.

RECUERDEN NO DEJAR ABIERTA INUTILMENTE LA LLAVE
Ni la del agua, porque luego ya ve Ud lo escasos que andamos del vital liquido...
Ni la de la vida
Ambas cosas por ese elemental sentido de que hay que desperdiciar lo que nos da tanta utilidad.

Para no desperdiciar el agua hay dor formulas: o cerrar la llave cuando no la estamos usando o mandar a arreglar las tuberias en caso de que gotee.

Para no desperdiciar la vida(ya que no se puede cerrar la llave o reparar las goteras) lo único indicado es buscar alguna formula para hacer rendir al maximo cada gota de las que irremediablemente caen cada segundo, cada hora, cada dia y cada año de nuestra existencia aqui en la tierra.

He aqui una formula: ofrezca cada mañana todo lo de su dia; su trabajo, cansancio, disgustos, alegrias, diversiones y descansos, pisotones en el transporte publico, etc... Todo unido al sacrificio de Cristo en la Santa misa, por medio de las manos de la Virgen y por las intenciones del papa.

Asi, no hay una gota de nuestra vida, ni dormidos ni despiertos, que se desperdicie...

Recuerden tambien amar a la familia, convivir con los hijos, hermanos, respetar alos papas y convivir como una verdadera familia, conviviendo con los amigos cada instante y dejando que los problemas sean cada vez menos, siempre sonriendo y dando lo mejor de cada uno. veran que con todo esto y mas la vida no se desperdicia porque se comparte, tambien no olviden compartir el pan de cada dia, comparte una oracion hasta por tus enemigos, y asi es como de verdad se vive.

EL AGUA QUE QUERÍA SER FUEGO



"Ya estoy cansada de ser fría y de correr río abajo. Dicen que soy necesaria, pero yo preferiría ser hermosa, encender entusiasmos, encender el corazón de los enamorados y ser roja y cálida. Dicen que yo purifico lo que toco, pero más fuerza purificadora tiene el fuego. Quisiera ser fuego y llama".

Así pensaba en septiembre el agua del río de la montaña. Y, como quería ser fuego, decidió pedir a Wakan Tanka que cambiara su identidad: "Querido Abuelo. Tu me hiciste agua. Pero quiero decirte con todo respeto que me he cansado de ser transparente. Prefiero el color rojo para mi. Desearía ser fuego. ¿Puede ser?. Tu mismo, Padre, te identificaste con la wambli, el águila, y dijiste que habías venido a poner orden en tus hijos. No recuerdo que nunca te compararas con el agua. Por eso creo que comprenderás mi deseo. No es un simple capricho. Yo necesito este cambio para mi realización personal ... ".

El agua salía todas las mañanas a su orilla buscando la respuesta de Wakan Tanka. Un tarde, un viento cálido y suave, trajo hasta ella una voz que decía: "Querida hija: me apresuro a contestarte. Parece que te has cansado de ser agua. Yo lo siento mucho , porque no eres un agua cualquiera. Tu abuela fue la que me vio nacer, y yo te tenía destinada para ver el nacimiento de muchos niños. Tu preparas el camino del fuego. Wambli no se aparece a nadie que no haya sido lavado antes por ti. El agua siempre es primero que el fuego".

Mientras el agua estaba embobada escuchando aquella dulce voz, Wakan Tanka bajó a su lado y la contempló en silencio. El agua se miró a si misma y vio el rostro de Wakan Tanka reflejado en ella. Y Wakan Tanka seguía sonriendo esperando su respuesta. El agua comprendió que el privilegio de reflejar el rostro del Abuelo de todas las cosas lo tiene, solamente, el agua limpia ... suspiró y dijo: "Si, Padre, seguiré siendo agua. Seguiré siendo tu espejo. Gracias".

CURANDO LA TRISTEZA


Hay un viejo cuento que nos habla de una mujer, cuyo único hijo había muerto. En su dolor, fue a consultar a un hombre sabio, a quien preguntó:


-¿Qué oraciones, o qué encantamiento mágico tiene usted para traer a mi hijo de nuevo a la vida y quitar así mi tristeza?

El sabio, en vez de despedirla o razonar con ella, le dijo:

-Tráigame una semilla de mostaza de una casa donde nunca hayan conocido la tristeza. Nosotros la utilizaremos para expulsar la tristeza de su vida.

La mujer partió de inmediato en busca de aquella semilla mágica.

Se dirigió primero a una hermosa mansión, en un barrio residencial; tocó la puerta, y dijo:

-Estoy buscando un lugar donde nunca hayan conocido la tristeza, ¿es aquí por ventura? Esto es una cosa muy importante para mí.

Le respondieron:

-¡Qué pena, usted vino al lugar equivocado! Y comenzaron a relatarle todas las tragedias familiares que recientemente les habían ocurrido.

La mujer se dijo a sí misma:

-¿Quién mejor que yo con toda mi desgracia para ayudar a estas pobres y desafortunadas personas? Y se quedó para consolarlos.

Partió luego hacia otros lugares, en búsqueda de una casa donde nunca hubiera acontecido tristeza alguna. Pero, donde ella iba, ya fuesen palacios o chozas, siempre encontraba algún caso de tristeza o dolor.

Finalmente... quedó tan ocupada y contenta en consolar el dolor ajeno, que se olvidó de la búsqueda de la semilla mágica, sin darse cuenta que el hecho de consolar a otros, había expulsado la tristeza de su corazón y de su vida.

LA CARGA QUE SE HIZO DULCE


Después de crear la luz, las estrellas, el sol, la luna, el agua, las nubes y la tierra; Dios quiso crear los seres vivos, y empezó con las plantas.
Y así creó la hierba que la hizo verde, fresca y suave. Viendo que era buena se animó y creó las flores dando rienda suelta a su imaginación (¡figúrate lo que puede dar de sí la imaginación de Dios!) y las hizo de todos los colores tamaños y formas.
Aquí también quedó satisfecho, así que pensó en avanzar un poco más y formó los arbustos y matorrales más duros y resistentes. Y cuando ya había ensayado con el herbaje las flores y los arbustos, decidió culminarlo todo con la obra maestra de los vegetales e hizo los árboles.

Uno alto, espigado, con hojas pequeñas y gruesas, y el tronco resinoso. Era bonito, pero Dios quiso hacer otro mejor aún, así que puso todo su amor e hizo otro con tronco mucho más grueso, con unas ramas que se abrían y bifurcaban infinitas veces formando ramas inmensas llenas de hojas. ¡Y qué hojas!

Grandes, con forma de estrella, y de un verde, que al soplar el viento producían unos brillos de lentejuelas y un susurrar que calmaba al más espírico. Y todo ello sustentado por raíces tan grandes y fuertes que sobresalían de la tierra. Y tal era el aspecto del nuevo árbol que daba la impresión de que si no estuvieran ahí todo el árbol subiría a los cielos.

Era, con mucho, el más bonito de todo el Jardín del Edén. Tanto era así que los pájaros, cuando todo estuvo creado, buscaban sus ramas para anidar, las ardillas buscaban las rugosidades de su corteza para cobijarse, todo tipo de animales buscaban sombra bajo sus ramas, se rascaban en su tronco. Todos estaban muy felices con ese árbol tan bonito. Todos... menos él.

Siempre estaba refunfuñando y de mal humor. Un día Dios le preguntó el motivo de su enfurecimiento y él le dijo: -¿Por qué me has maldecido así? ¿Qué he hecho yo? No comprendo qué afrenta te habré causado para que me pongas estas ramas tan grandes y pesadas, que encima tienen que soportar estas infinitas y enormes hojas que son muchas más de las que puedo cargar. ¡¿No ves que pesan mucho?! El otro árbol lleva con ligereza esas hojitas minúsculas que le has dado, pero yo debo cargar con semejante lastre. Me has hecho mal. ¡No quiero éstas hojas! Dios, al ver su cerrazón le dijo:
-De acuerdo, si crees que es lo mejor así sea. A partir de mañana no tendrás hojas. El árbol se quedó encantado ante la idea y esa noche durmió feliz y esperanzado. Por la mañana se llenó de júbilo al ver que todas sus hojas estaban secas en el suelo. Pero pronto su alegría se tornó en tristeza.

Ya nadie iba a acogerse bajo su sombra, las ardillas ya no correteaban por él, los pájaros ya no anidaban sobre sus ramas. Bien es cierto que antes eran un incordio con sus piares, sus arañazos, su continua presencia no le dejaba descansar, pero estaba ahora tan solo, y pasaba tanto frío que empezó a llorar. Tanto lloró que Dios se apiadó de él y le dijo:
-Ahora te das cuenta de tu gran soberbia y comprendes que no hay nadie más sabio que Yo. Esas hojas que te di eran precisamente lo que te hacía el ser el más deseado. ¿No compensaba eso con creces el peso de las hojas? ¿No te das cuenta de que ya te había dado yo fuertes ramas para sujetar semejante follaje?
Voy a devolverte tus hojas, pero para que no se te olvide tu osadía todos los años, en invierno te quitaré tus hojas, y para que compruebes Mi misericordia te las devolveré en primavera, y así el resto de los animales podrán volver a disfrutar de tu sombra.

Y así fue. Y el árbol, cada vez que apreciaba el peso de sus hojas se alegraba al pensar en la gran suerte que tenía al llevar semejante peso. Y esto se transmitió de generación en generación entre todas las familias de los árboles descendientes de aquel árbol. Y es por eso que aún hoy hay árboles a los que se les caen las hojas.

ARREGLANDO EL MUNDO


Un científico, que vivía preocupado con los problemas del mundo, estaba resuelto a encontrar los medios para aminorarlos. Pasaba días en su laboratorio en busca de respuestas para sus dudas.

Cierto día, su hijo de 7 años invadió su santuario decidido a ayudarlo a trabajar. El científico, nervioso por la interrupción, le pidió al niño que fuese a jugar a otro lugar. Viendo que era imposible sacarlo, el padre pensó en algo que pudiese darle con el objetivo de distraer su atención.De repente se encontró con una revista en donde venía el mapa del mundo ¡Justo lo que precisaba!. Con unas tijeras recortó el mapa en varios pedazos y junto con un rollo de cinta se lo entregó a su hijo diciendo: "Como te gustan los rompecabezas, te voy a dar el mundo todo roto, para que lo repares sin ayuda de nadie".

Entonces calculó que al pequeño le llevaría días componer el mapa, pero no fue así. Pasadas algunas horas, escuchó la voz del niño que lo llamaba calmadamente. "Papá, ya hice todo, conseguí terminarlo".Al principio el padre no dio crédito a las palabras del niño. Pensó que sería imposible que, a su edad, hubiera conseguido recomponer un mapa que jamás había visto antes. Desconfiado, el científico levantó la vista de sus anotaciones con la certeza de que vería el trabajo digno de un niño.

Para su sorpresa, el mapa estaba completo. Todos los pedazos habían sido colocados en sus debidos lugares.¿Cómo era posible? ¿Cómo el niño había sido capaz?-Hijito, tú no sabías cómo era el mundo, ¿cómo lograste armarlo?-Papá, yo no sabía cómo era el mundo, pero cuando sacaste el mapa de la revista para recortarlo, vi que del otro lado estaba la figura de un hombre ...Así que dí vuelta a los recortes y comencé a recomponer al hombre, que si sabía como era. Cuando conseguí arreglar al hombre, di vuelta la hoja y vi que había arreglado al mundo.

COMO HACER LA VIDA MAS EXTRAORDINARIA


Doña Rosa era una ascensorista de un viejo edificio de juzgados en Bogotá que usualmente estaba congestionado de visitantes, los cuales, asustados, perdidos, molestos, afanados o simplemente apáticos, esperaban atiborrarse en uno de los viejos ascensores.

Cuando se abría la puerta, la multitud que salía empujaba a la que quería entrar, armando un caos que se repetía en casi todos los pisos; además del calor y los olores concentrados en el elevador.A pesar de esto doña Rosa cuidaba su máquina como si fuera la más fina y valiosa.Cada mañana, ella brillaba las partes metálicas y la aseaba lo mejor posible.De todas maneras andaba sonriente y entusiasta, saludaba y despedía al abrir las puertas, disfrutaba sorprendiendo a sus viajeros frecuentes al recordar sus nombres, hacía bromas para que la gente sonriera, y respondía de buena gana a toda clase de preguntas. Aparte de eso vendía papel oficial, sellos de correo, y en sus pocos ratos libres le encantaba tejer ropa para bebés.

Un día alguien le preguntó cómo podía permanecer tan contenta en esa clase de trabajo incómodo, rutinario y mal pagado.A lo que ella contestó: Muchas personas creen que yo actúo así por la gente, pero en realidad lo hago por mí. Cuando trato bien a mis pasajeros me siento satisfecha, si los ayudo, la mayoría me trata bien y me aprecia.Sé que mi ascensor es viejo y mal mantenido, -continuó-, pero cuando lo limpio y lo brillo, me estoy cuidando a mí misma, porque aunque no es mío, vivo en él muchas horas de mi vida y si lo trato bien, me va a servir mejor.¿Y todos los otros ascensoristas piensan así? -le preguntaron-.

No, -respondió-, algunos de mis compañeros piensan que su tiempo de trabajo no les pertenece a ellos.Dicen que es el tiempo de la empresa.Parecen ausentes, es como si murieran a las ocho de la mañana y resucitaran a las seis de la tarde. Suponen que trabajando de mala gana van a maltratar al jefe o a otros, cuando en realidad es el tiempo de su vida, algo que nunca van a recuperar. Amigo, qué fácil es convertir lo ordinario y lo rutinario en algo divertido y extraordinario. Todos los días puedes hacerlos diferentes. Las actividades y las personas se vuelven aburridas cuando le quitas el corazón a lo que haces.
¿Cómo podrías hacer más extraordinaria tu vida?. La aventura no está en lo que haces , sino en cómo lo haces.

LA ABUELA, EL LEÓN Y EL COCINERO


Hoy como siempre les comparto una reflexion mas para ver que tan buenos somos, no solo con el buen comer, sino con nuestros semejantes, hagamos conciencia y demos un giro radical a nuestra vida demos lo mejor y pensemos antes de responder, juzgar, criticar o simplemente para no herir a los demas.


DUDAS EXISTENCIALES
¿Mamá, la abuela es mala?
No, como va a ser mala la abuelita ¿Por qué lo preguntas?
¿Y el león es malo?
Malísimo. Es un animal feroz.
¿Y el cocinero de la tele…?
Creo que no.
¿Y esos señores que mataron a las vacas que iban en el camión que volcó en la banquina y las cortaron?
No se. Tal vez sean malos o quizá tengan hambre… Aunque si yo tuviese hambre no creo que pudiera atreverme a matar una vaca o… a lo mejor sí. No se, no se... Me parece que son malos.
¿Nosotros somos malos?
Nosotros somos muy buenos. A veces de tan buenos nos toman por tontos, pero no importa porque es mejor ser buenos.

La hora de los “¿por qué?”

¿Mamá, si la abuelita no es mala, por qué mata a las gallinas?
Para preparar el estofado que tanto te gusta.
¿Y la gallina no sufre cuando la mata?
No, para nada. La abuela sabe hacerlo.
¿Y si no sufre por qué se escapa cacareando y la abuela tiene que correrla?
Porque se asusta, pero no sufre.
¿Y si no sufre por qué se asusta?
Porque la gallina es un bicho muy asustadizo y hace un escándalo por cualquier cosa.
¿La gallina sabe que nosotros la vamos a comer?
No se, pienso que se lo debe imaginar.
¿Las gallinas se mueren de viejas?
Si no las matan antes, sí.
¿Y por qué la abuelita no espera que se mueran de viejas para cocinarlas?
Porque cuando son viejas se ponen muy duras.
¿Mamá, por qué decís que el león es malo?
Porque ataca a los pobres animalitos indefensos.
La abuela también.
Si, pero la abuela lo hace para alimentar a su familia.
Lo mismo que el león.
¡El león es malo y la abuela es buena! Si digo que es así, analogismo. ha de ser. Por algo soy tu madre.
¿Y los señores que mataron a las vacas que iban en el camión también lo hacen para alimentar a la familia?
Supongo que sí. ¿Qué otra razón tendrían para matar a las vacas?
Entonces, la abuela debe ser mala como los señores o los señores y el león, buenos como la abuela.
La abuela no mata vacas ni cebras, mata gallinas y únicamente los domingos.
¿Vos nunca mataste gallinas ni vacas?
Yo voy a la carnicería o a la granja.
¿Y ahí ya están muertas?
Por supuesto.
¿Las mató el carnicero?
No, el sólo las corta y las vende.
¿Entonces, el es bueno?
Si, a veces roba con el peso, pero en líneas generales podría decirse que es un buen hombre.
¿Y quién mata las vacas que él vende?
Unos señores en el frigorífico.
¿Esos señores son malos?
Es su trabajo.
¿Viste cuantas vacas iban en el camión que volcó?
Si, las pobres viajaban todas apretadas.
¿Todas las vacas viajan así?
Por desgracia sí. Las hacen viajar apretujadas para ahorrar dinero en transporte.
¿Es cierto que a los pollos les cortan el pico para que no se lastimen entre ellos y viven en jaulitas chiquititas donde no pueden moverse?
Así dicen. Y les dejan la luz encendida de noche para que coman a toda hora y crezcan rápido para poder venderlos pronto.
¿Y por qué si el carnicero es bueno, les compra a esos señores del frigorífico que hacen sufrir a las vacas y no a otro que no las haga sufrir?
Porque deben ser todos iguales.
¿Y por qué la gente compra la carne y el pollo que venden esos señores que tratan mal a las vacas y a las gallinas?
Tenés razón si fuésemos más inteligentes no les compraríamos nada. Seguro que para no fundirse empezarían a tratarlos mejor.
¿Y por qué vos seguís comprando?
Porque no sabría con qué otra cosa conformar a todos en esta casa.
Mamá, vos dijiste que el cocinero de la tele es bueno.
Si, parece bueno.
¿Si es bueno por qué pone la langosta viva en el agua hirviendo y los mejillones también?
¿Eso hace el muy canalla?. Ahora sí me enojé en serio. Ya mismo llamo al canal y les digo que saquen a ese degenerado del aire.
¿Mamá, el mono es bueno?
Si, muy bueno. ¡Ahí tenés un buen ejemplo!. Engulle frutos de los árboles y bien feliz que se lo ve, saltando de rama en rama con la conciencia en paz.
¿Entonces el mono es más inteligente que nosotros?
Ya lo creo… Vaya una a saber cuánto tiempo atrás se habrá hecho él estas mismas preguntas.

EL CORAZON DE LAS CEBOLLAS



En un país oriental, donde ocurren tantas cosas bellas y se sueña despierto, había un huerto que hacía las delicias de vecinos y extraños. Las cebollas son hortalizas muy apreciadas por el hombre a causa de las múltiples aplicaciones que tienen para hacer más agradable la vida. Ellas, sencillas y humildes, guardan el secreto en su corazón. Las cebollas, acompañadas de otras hortalizas frondosas y frescas, crecían en el huerto donde los árboles frutales, con sus frutos limpios y coloreados abrían el apetito al más austero penitente. Las plantas que crecían espontáneamente tapizaban el huerto, al tiempo que conservaban su frescor. Los pájaros con sus trinos ponían la nota-clave para completar la armonía del huerto.

Inesperadamente empezaron a nacer cebollas especiales, cada una de un color, de un brillo y de unas irradiaciones propias.Ante tan extraño cambio de las cebollas, los investigadores se interesaron por descubrir el secreto; y sus constantes trabajos dieron con él. Cada cebolla tenía en su corazón una piedra preciosa, causa de sus vistosos y radiantes colores. No se aceptó esta coquetería de las cebollas. Se especuló con la inadecuación, la presunción, la vergüenza de salirse del común de las cebollas y hasta con diversos peligros.Las espléndidas cebollas tuvieron que renunciar a su vistosa ornamentación.Pasó por allí un sabio, sería un ecologista, que entendía muy bien el lenguaje de las cebollas y dialogó con ellas. A todas les hacía la misma pregunta.
- ¿Por qué ocultas bajo tantas capas lo más bello de tu ser?
- Me han obligado a este rigor. Empecé a echar una capa, no parecía suficiente, eché la segunda, todavía no estaba segura, eché la tercera, me pareció eficaz el procedimiento y así fui superponiendo capas.
Algunas cebollas, las más tímidas, llegaron a cubrir su corazón hasta con diez capas. Casi habían perdido la memoria de su aspecto primitivo.El ecologista se echó a llorar. La gente pensó que llorar ante una cebolla a quien descubrimos el corazón es de una sensibilidad laudable.Así continuaremos los hombres, dejando caer las perlas de nuestros ojos ante las cebollas, cuando separemos sus protectoras capas.

CRISIS...¿QUÉ CRISIS?


ALGUIEN HA ESCRITO
¿Crisis?
Estamos viviendo un momento que contiene una GRAN MENTIRA paramantenernos con miedo, sin dejarnos disfrutar de los inminentes cambios y transformaciones que estamos atestiguando en nuestra sociedad.


Hablemos de la Crisis Económica. ¿De quien es la crisis?... ¿crisis de que?... La verdadera crisis nace del absurdo manejo del dinero. Si quieren saber de esto, les recomiendo vean Zeitgeist - Addendum,una película que nos muestra la realidad del sistema financiero,absolutamente ignorado por las masas.


En realidad, el dinero que debemos no existe.


Los bancos nos prestan papeles sin un real sustento material, lo cómico es que ese sustento material lo van forjando cuando nosotros nopodemos pagar las deudas y nos quitan nuestros bienes, recién ahí los bancos tienen bienes concretos.


La verdad es que la crisis es de la gente que tiene la abundancia virtual, los que llamamos ricos pero que en realidad no tienen nada masque dinero y acciones virtuales, algunas propiedades en el mundo, que encaso de no tener el petróleo para hacer andar sus aviones, no puedendisfrutar.


Los ricos no poseen el conocimiento para sembrar su tierra y ser independientes, la mayoría no saben lavar sus ropas, hacer sus camas,podar las plantas, una crítica cantidad de ricos no saben siquiera cocinar o prender una fogata.


En su inmensa mayoría no tienen habilidades manuales para utilizar el intercambio de bienes creados por ellos mismos. No pintan, no labran, no escriben, no conocen a quienes preparan sus alimentos, a veces niconducen, y las mujeres ricas, ni siquiera saben ser madres, no amamantan,no mudan, no bañan, ni siquiera saben parir. ¿Por que estamos tan asustados con su crisis?...


Si los billetes dejan de circular, la escasez se va a ver en las grandes ciudades que no tienen acceso al campo, donde nadie conoce a suvecino, donde nadie funciona sin las maquinas... ¿Somos así los latinoamericanos?... ¿Nos paralizamos sin la cocina a gas?... No, no lo creo. Nosotros no llevamos mas de 500, 400, en Chile 200 años de cultura europea.


Sabemos hacer fuego y si no sabemos nosotros, sabe nuestro amigo o nuestro primo, siempre hay un familiar con tierras, con jardines, tías o mamas con hierbas en macetas, quien tiene sus gallinas, sus vacas. Sabemos crear tecnología útil con despojos, sabemos cosechar fruta del árbol, nuestras abuelas saben utilizar las plantas como medicina... y si, aún conocemos al vecino, a la señora de la tienda, a quien tiene una huerta en casa.


Todo lo que nos toca ser ahora, es ser humanos.


Crear lazos, crear cosas, volver nuestra mirada a la tierra, a los ojos, a las sonrisas y a la confianza. ¿Por que tememos caminar de noche?... Porque nadie en el barrio nos conoce, porque no tenemos en quien confiar, porque estamos acostumbrados a que todos son nuestros enemigos,nuestros competidores.


Nosotros no somos maquinas, no comemos petróleo, somos seres sociales, que vinimos a explorar las posibilidades del amor en todas las manifestaciones posibles.


Somos seres que requerimos abrazos, miradas, calor humano, sonrisas, confianza... somos mamíferos... la única crisis que estamos viviendo es que nos estamos alejando demasiado de nuestra naturaleza mamífera.


Esta en boca de todos el hecho de que estamos viviendo un tiempo visionado por muchas culturas ancestrales, y muy a diferencia de lo que nos han dicho los medios de comunicación, esta cercanía al 2012 esta muy lejos de las catástrofes y tragedias que nos preocupan tanto, ES UN CAMBIO DE CONCIENCIA, eso es todo.


Un cambio de conciencia inminente, un despertar de nuestro potencial dormido debido a un ciclo terrestre-solar-estelar que es un hecho... ¿Se ven comenzando a utilizar el 90% restante del cerebro?... ¿Conectando millones de neuronas?.... ¿Iluminando todo nuestro ADN?... ¿Percibiendo muchas realidades paralelas?... ¿Actuando con toda la biotecnología que poseemos y que hasta el momento solo hemos posado en maquinas externas? ...


La crisis no es nuestra. Toda crisis es una puerta enorme a un cambio... y veamos... en nuestra cultura... ¿preponder a la felicidad?... ¿La mayoría de la gente que conocemos esta feliz con su trabajo, con su vida?...


¿Cuanta gente que conocemos esta enferma de algo que tiene que ver con el stress, con la tensión?... ¿Nos gusta el ritmo de vida que impone el sistema financiero?... ¿Nos gusta tener que pagar por todos los servicios básicos?... ¿Nos gusta vivir en lugares donde la basura es mas abundante que las flores, donde hay mas autos que arboles frutales?...


¿Nos gusta tener que pagar para sentirnos seguros?... ¿Para nacer?... ¿Para morir?... ¿Nos gusta sentirnos esclavos de un sistema que nos lleva constantemente a la frustración y a la impotencia?...

Hagamos verdaderamente un cambio, aserquemonos a Dios, hagamos oracion por los demas, demos la mano a quien verdaderamente lo necesita y veran que esto lo superaremos juntos, solo es cuestion de ver las cosas de una forma positiva, que cuando caigamos no nos quedemos en el suelo; levantemonos y sigamos nuestro camino...


Entonces...¿Porque nos asusta la crisis del sistema?......¡Tendríamos que estar celebrando!...

sábado, 26 de junio de 2010

PARA HABLAR CON JESUS


Estaba cansado de seguir tratando de vivir una vida llena de reglas,
cansado y triste cuando alguien me dijo que tratara de hablar con Dios.



Pensé mucho y decidí hacer la prueba. Cerré la puerta y no supe que decir sentado en mi cama sin nada de que hablar con alguien que no conocía. Al día siguiente comenté que no había podido hacerlo y me dijeron:
- "Cuando no sepas que decir, solamente di "Jesús", ese nombre está sobre todo nombre y tiene poder"


No entendí mucho pero nada perdía, y lo intenté esa noche repetía el
nombre y sentí mucha paz y como que alguien estaba conmigo pero solamente y por mas que lo intenté no obtuve respuesta. Volví a consultar pues me intrigaba ver que había sentido algo. A lo que me respondieron.
- "El problema es que llamaste a Jesús, y no le dejaste hablar, El estaba
contigo pero no le diste oportunidad de hablarte"


Esa noche dije profundamente el nombre de Jesús y luego guardé silencio, y muchos pensamientos vinieron a mi mente, y en ellos una paz muy grande y un consuelo maravilloso. Entonces entendí que la única forma real de hablar con Jesús es calmar los pensamientos de la mente, no buscar grandes maravillas o señales sino solamente su presencia, con eso basta para que cualquier problema se aleje.


Si estás con problemas, dificultades o piensas como yo que no puedes
hablar con Jesús o que no te escucha, recuerda solamente decir su dulce
nombre, calmar tu agitada mente y dejar que su presencia te cambie la vida como lo hizo con la mía.


Eres tan importante como yo para El...¿deseas hacer la prueba?...hazlo y
no te arrepentirás...te lo garantizo.

JESUS LLORA POR JERUSALEN


Aquel mismo día vinieron unos fariseos a decirle: -¡Sal huyendo de aquí, que Herodes te quiere matar! – Id a decirle a ese zorro de mi parte – les respondió Jesús- : Toma nota de que estoy echando a los demonios y curando a los enfermos hoy y mañana, hasta que acabe mi labor pasado mañana. Así es que hoy y mañana y pasado tengo que seguir adelante, porque un profeta no puede morir fuera de Jerusalén. ¡Ay, Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas y apedreas a los enviados de Dios! ¡Cuántas veces quise reunir a tus hijos como reúne la gallina a sus polluelos debajo de las alas, pero tú no me dejaste! Daos cuenta de que vuestra morada se va a quedar desierta. Os aseguro que ya no me veréis más hasta que llegue el momento en que digáis: «¡Bendito el que viene en nombre del Señor!» Lucas 13:31-35

Valor y ternura
Este es uno de los pasajes más interesantes del evangelio de Lucas por lo que nos permite saber del trasfondo de la vida de Jesús.

(I) A primera vista parece que nos da información sorprendente acerca de algunos fariseos que no eran hostiles a Jesús. Aquí aparecen unos que le advierten del peligro y le aconsejan que se ponga a salvo. Es verdad que los evangelios nos dan una imagen unilateral de los fariseos. Los mismos judíos sabían que había buenos y malos fariseos. Los dividían en siete categorías:

(a) Los fariseos del hombro. Llevaban sus buenas obras al hombro y las hacían para que los vieran.

(b) Los fariseos de espera-un-poco. Siempre podían encontrar una razón para dejar una buena acción para mañana.

(c) Los fariseos con cardenales. Ningún rabino judío debía dejarse ver hablando con una mujer en la calle, aunque fuera su mujer, o su madre, o su hermana. Pero algunos fariseos llegaban más lejos: ni siquiera miraban a una mujer en la calle, y hasta andaban con los ojos cerrados para no verlas. Así es que se iban dando trompazos con las esquinas, y luego exhibían los cardenales como señales de piedad extraordinaria.

(d) Los fariseos de la joroba. Andaban doblados con una falsa y rastrera humildad.

(e) Los fariseos de la contabilidad. Siempre estaban apuntando sus buenas obras, como llevando la cuenta de Debe y Haber con Dios.

(f) Los fariseos tímidos y temerosos. Siempre estaban obsesionados con la ira de Dios. Su religión los perseguía más que los ayudaba.

(g) Los fariseos que amaban a Dios. Seguían el ejemplo de Abraham y vivían la fe y el amor. Tal vez había seis fariseos malos por cada uno bueno; pero este pasaje nos hace ver que también había fariseos que admiraban y respetaban a Jesús.

(II) Este pasaje nos muestra a Jesús hablando del rey de Galilea Herodes Antipas, que quería poner fin a su carrera. Para los judíos, el zorro representaba tres cosas: se le consideraba el más astuto de los animales; el más destructivo; el símbolo de la bajeza y de la insignificancia.

Hacía falta valor para llamar zorro al Rey. El reformador inglés Latimer estaba predicando una vez en la Abadía de Westminster, y Enrique VIII estaba presente. En el púlpito, se decía: «¡Latimer, Latimer, Latimer: Cuidado con lo que dices! ¡El Rey de Inglaterra está aquí!» Pero inmediatamente se dijo: « ¡Latimer, Latimer, Latimer: Cuidado con lo que dices! ¡El Rey de Reyes está aquí!» Por su fidelidad al Rey de Reyes murió en la hoguera en el reinado de María Estuardo. Jesús recibía órdenes de Dios, y no estaba dispuesto a abreviar su misión un día para agradar a ningún rey humano.

(III) El llanto por Jerusalén es de suma importancia, porque es otro de los pasajes que nos hacen ver lo poco que sabemos de la vida de Jesús. Está claro que no habría hablado así si no hubiera ofrecido su amor a Jerusalén más de una vez; pero los primeros tres evangelios no nos hablan de tales visitas. Una vez más comprobamos que los evangelios no nos dan más que un boceto de la vida de Jesús.

Nada duele tanto como ir a alguien para ofrecerle amor y que le reciba a uno con burla y desprecio. No hay mayor tragedia en la vida que darle a alguien el corazón sólo para que se lo destroce a uno. Eso es lo que le sucedió a Jesús con Jerusalén; pero Él sigue viniendo a los hombres, y le siguen rechazando. ¿Qué se puede esperar si se rechaza el amor de Dios, si se desprecia una Salvación tan grande y tan costosa?

Y DIOS DIJO...


Si nadie te ama, mi alegría es amarte.
Si lloras, estoy deseando consolarte.
Si eres débil, te daré mi fuerza y mi alegría.
Si nadie te necesita, yo te busco.
Si eres inútil, yo no puedo prescindir de ti.
Si estás vacío, mi ternura te colmará.
Si tienes miedo, te llevo en mis brazos.
Si quieres caminar, iré contigo.
Si me llamas, vengo siempre.
Si te pierdes, no duermo hasta encontrarte.
Si estás cansado, soy tu descanso.
Si pecas, soy tu perdón.
Si me hablas, trátame de tú.
Si me pides, soy don para ti.
Si me necesitas, te digo: estoy aquí dentro de ti.
Si te resistes, no quiero que hagas nada a la fuerza.
Si estás a oscuras, soy lámpara para tus pasos.
Si tienes hambre, soy pan de vida para ti.
Si eres infiel, yo soy fiel contigo.
Si quieres hablar, yo te escucho siempre.
Si me miras, verás la verdad en tu corazón.
Si estás en prisión , te voy a visitar y liberar.
Si te marchas, no quiero que guardes las apariencias.
Si piensas que soy tu rival, no quiero quedar por encima de ti.
Si quieres ver mi rostro, mira una flor, una fuente un niño.
Si estás excluido, yo soy afiliado.
Si todos te olvidan, mis entrañas se estremecen recordándote.
Si no tienes a nadie, me tienes a mi.
Si eres silencio, mi palabra habitará en tu corazón.

miércoles, 23 de junio de 2010

EL PERRO FIEL


Una pareja de jóvenes tenía varios años de casados y nunca pudieron tener hijos. Para no sentirse solos, compraron un cachorro pastor alemán y lo amaron como si fuera su propio hijo. El cachorro creció hasta convertirse en un grande y hermoso pastor alemán. El perro salvó, en más de una ocasión, a la pareja de ser atacada por ladrones. Siempre fue muy fiel, quería y defendía a sus dueños contra cualquier peligro.

Luego de siete años de tener al perro, la pareja logró tener el hijo tan ansiado. La pareja estaba muy contenta con su nuevo hijo y disminuyeron las atenciones que tenían con el perro. Éste se sintió relegado y comenzó a sentir celos del Bebé y no era el perro cariñoso y fiel que tuvieron durante siete años. Un día la pareja dejó al Bebé plácidamente durmiendo en la cuna y fueron a la terraza a preparar una carne asada. Cual fue su sorpresa cuando se dirigían al cuarto del Bebé y ven al perro en el pasillo con la boca ensangrentada, moviéndoles la cola. El dueño del perro pensó lo peor, sacó un arma que llevaba y en el acto mató al perro. Corre al cuarto del Bebé y encuentra al bebé sonriendo en su cuna y una gran serpiente degollada. El dueño comienza a llorar y exclama:

— He matado a mi perro fiel!

¿Cuántas veces no hemos juzgado injustamente a las personas?. Lo que es peor, las juzgamos y condenamos sin investigar a qué se debe su comportamiento, cuáles son sus pensamientos y sentimientos. Muchas veces las cosas no son tan malas como parecen, sino todo lo contrario.

La próxima vez que nos sintamos tentados a juzgar y condenar a alguien recordemos la historia del perro fiel, así aprenderemos a no levantar falsos testimonios contra una persona hasta el punto de dañar su imagen ante los demás.

LA CONFIANZA


Cuando confías profundamente, esta confianza transforma tu vida, no importa cuáles sean las circunstancias. Cuando Milarepa fue a ver a su maestro al Tíbet era tan humilde, tan puro, tan auténtico, que los otros discípulos tuvieron celos de él. Era seguro que él sería el sucesor del Maestro, así que los otros trataron de matarlo.

Milarepa era muy confiado. Un día los otros discípulos dijeron:

— Si realmente crees en el Maestro, ¿puedes lanzarte desde este abismo? Si confías, no pasará nada. No te harás daño.

Y Milarepa saltó sin dudarlo un solo segundo. Los discípulos bajaron corriendo… el valle estaba a 3,000 pies de profundidad. Corrieron esperando encontrar los huesos, deshecho su cuerpo, pero él estaba sentado en postura de loto, tremendamente feliz.

Abrió los ojos y dijo:

— Tenían razón, la confianza salva.

Pensaron que todo debería haber sido una coincidencia, así que cuando un día salieron de viaje y tuvieron que cruzar el río le dijeron:

— No necesitas ir en bote. Tienes tanta confianza que puedes caminar sobre las aguas. Y él caminó sobre las aguas.

Esta fue la primera vez que el Maestro le vio.

— ¿Qué estás haciendo? Es imposible, dijo.

— Estoy haciéndolo gracias a tu poder, Maestro.

El Maestro pensó: “Si mi poder y mi nombre pueden hacer esto por un hombre ignorante y estúpido… .yo nunca lo he probado por mí mismo”. Lo intentó y se ahogó. Nunca más se volvió a oír hablar de él.

Si confías plenamente, aún un maestro no iluminado puede revolucionar positivamente tu vida. Lo contrario también es una gran verdad: Un Maestro iluminado puedo no serte de ninguna ayuda. Depende por completo de ti.

PARA MI FAMILIA


Una familia estaba sentada en la sala, tomando té helado con su Madre. Mientras hablaban de la vida, el matrimonio, de las responsabilidades y de las obligaciones de la edad adulta, la madre hizo sonar los cubos de hielo en su vaso fuertemente y luego miro fijamente a sus hijos. ‘Nunca se olviden de sus hermanos’ les advirtió, dando vueltas a las hojas de té en el fondo de su vaso. ‘Ellos se volverán cada vez más importantes con el paso del tiempo. No importa cuánto amen a sus esposos, sus esposas, no importa cuánto amen a los hijos que tengan, van a necesitarlos. Recuerda salir con ellos siempre, hacer cosas con ellos siempre. Recuerden que cuando hablo de sus Hermanos me refiero a todos, a las mujeres, los hombres sus amigos, sus hijos, y todas las otras mujeres que estén ligadas a ustedes. Las van a necesitar. Siempre las necesitamos.

Ellos escucharon a su madre. Mantuvieron contacto con sus Hermanos y cada vez tuvieron más amigos con el paso de los años. Conforme estos fueron pasando, uno tras otro, ellos fueron entendiendo, gradualmente, a lo que su Madre se refería. Conforme el tiempo y la naturaleza presentan sus cambios y sus misterios en la vida, tus verdaderos Hermanas siempre permanecen.

Después de mis años de vivir en este mundo, esto es lo que he aprendido: El tiempo pasa. La vida ocurre. Las distancias separan. Los hijos crecen. Los trabajos van y vienen. La pasión disminuye. Los hombres y las mujeres no siempre hacen lo que se supone que deberían hacer. El corazón se rompe. Los padres mueren. Los colegas olvidan los favores recibidos. Las carreras o profesiones llegan a su fin.

Pero, tus Hermanos siempre están ahí, no importa cuánto tiempo y cuantas millas haya entre ustedes. Los amigos nunca están demasiado lejos para llegar cuando se necesitan. Cuando tengan que caminar por un valle solitario y tengan que hacerlo por ustedes mismos, los amigos de su vida, estarán alrededor del valle, alentándolos, orando por ustedes, empujándoles, interviniendo por ustedes, y esperándolee con los brazos abiertos al final del camino. Algunas veces, incluso romperán las reglas y caminarán a su lado, o vendrán y les llevarán cargados.

Amigos, hijos, abuelos, madres, padres, hermanos, suegros, nueros y nueras, cuñados y cuñadas, nietos y nietas, tíos y tías, primos y primas, sobrinos y sobrinas: son una bendición en la vida! Cada día, seguimos necesitándolos.

ABRE LA PUERTA


Un hombre, conocido artista de la región, había pintado un grandioso cuadro. El día de la presentación al público, asistieron las autoridades locales, fotógrafos, periodistas, y mucha gente, incluyendo a esas que se creen saberlo todo, pues se trataba de un famoso pintor, reconocido artista a nivel nacional e internacional. Llegado el momento de la develación, se tiró el paño que velaba el cuadro. Hubo un caluroso aplauso. Nadie ponía en duda la majestuosidad del cuadro.

Era una impresionante figura de Jesús tocando suavemente a la puerta de una casa. Jesús parecía vivo. Con el oído junto a la puerta, parecía querer oír si adentro de la casa alguien le respondía.

Todos admiraban aquella preciosa obra de arte. Un observador muy curioso, de esos que hayan en todas partes acomodo, y acaso queriendo ridiculizar al artista, encontró una falla en el cuadro. La puerta no tenía cerradura. Y fue a preguntar al artista:

— ¡Su puerta no tiene cerradura! ¿Cómo se hace para abrirla?, gritó a viva voz, como para que todos lo escucharan.

El pintor tomo su Biblia, buscó un versículo y lo leyó: “He aquí, yo estoy a la puerta y llamo: si alguno oyere mi voz y abriere la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo.” Así es, esta es la puerta del corazón del hombre. Solo se abre por dentro.

NO TE DETENGAS


No te detengas en el camino! No importa cuántas veces hayas caído, sino cuántas veces te has levantado. Lleva en tu mente la certeza de que cuando una puerta se te ha cerrado Otra mas grande te espera abierta al final del camino!

Cuando sientas que las fuerzas te abandonan, recuerda otras veces, que sí estuviste sin ellas, y milagrosamente las cosas se solucionaron! Y todo esto porque actuaste bien y con la conciencia limpia, pero Sobretodo porque… ¡Dios Estaba Contigo! Redobla tu fe y con ella alienta tu esperanza en la Seguridad de que el mañana será mucho mejor.

Arriba ese Ánimo. Sigue adelante con la vista al frente y el paso firme, que nada te detenga! No combatas con nadie, pues tu mejor triunfo será aquel que logres sin combatir! Sigue a Dios por todas partes y no tendrás temor en tu vida, ni correrás ningún peligro.

Con Disciplina vencerás! Con Sinceridad triunfarás! Con Coraje te salvarás! Camina resuelto con el paso firme como el tren que retumba por las vías, como el relámpago que relumbra antes de avisarte! Lucha por cambiar a tu enemigo, y conviértelo en tu amigo. Ayuda a tus amigos a luchar, sin hacer ver que tú eres el maestro, sino aumentándoles su propia iniciativa.

No desmerezcas al que no es inteligente, préstale atención y ayúdale a incrementar sus propias fuerzas. Practica el arte del amor, avasallando la fuerza de tus enemigos. Frente al amor perderán su odio, y la victoria sobrevendrá sola porque tú no has peleado. El odio es vencido siempre por el amor

Si mantienes la fuerza de tu corazón, podrás luchar cuantas veces sea necesario. Si sientes que disminuye, entonces, mantente en guardia, pues el más pequeño fallo te traería malas consecuencias. Trata de mantenerte al abrigo de Dios, y evita en lo posible un enfrentamiento. Triunfan aquellos que: Saben cuándo luchar y cuándo no, que saben discernir, y son visionarios. Si tus sentimientos, tu fuerza, y tu valor son mejores cada día y te conoces a ti mismo, conocerás a los demás.

No discutas con aquellos que se esconden en la profundidad de las sombras y son expertos en el arte de la envidia. Tu vuela por elevadas cumbres de los cielos y cuando tengas que combatirlos, actúa como el águila , planea primero, y luego caes en picada, con la velocidad del rayo, que destruye la ignominia. No tengas miedo en reconocer que eres bueno y talentoso. Eres hijo de Dios, Recuérdalo. Él no está solamente en algunas personas, habita en todos y cada uno de nosotros.

Haz que tu luz se irradie, y verás que ayudas a que otras personas hagan lo mismo. Si brindas amor a aquellos que te odian, comprobarás que ese amor te fortalece. Recuerda que todos dejarán una huella inconfundible en tu corazón.

Descubre que hay suficiente bondad para creer en un mundo de paz. Una palabra generosa, un abrazo y una sonrisa serán tuyos, todos los días de tu vida, Verás que el dolor que has vivido y los problemas que has experimentado, te siguen dando el Poder de Caminar por la Vida. Y no olvides que habrá seres cuyo amor y comprensión siempre estarán contigo. Animo!, Sigue adelante! Que aprenderás de cada vez que te levantes!

No te detengas en lo malo que has hecho; camina en lo bueno que puedes hacer. No te culpes por lo que hiciste, más bien decídete a cambiar. No te mires con tus ojos, contémplate con la mirada de Dios. No pienses en lo largo que es el camino de tu transformación, sino en cada paso que puedes dar para ser lo que Dios quiere que seas. No confíes en tus propias fuerzas; pon tu vida en manos de Dios.

No trates que otros cambien; sé tú el responsable de tu propia vida y trata de cambiar tú. Deja que el amor te toque y no te defiendas de él. Sólo contempla la meta y no veas que tan difícil es alcanzarla. Vive cada día, aprovecha el pasado para bien y deja que el futuro llegue a su tiempo. No sufras por lo que viene, recuerda que «cada día tiene su propio afán» (Mt. 6,34)

Busca alguien con quien compartir tus luchas hacia la libertad; una persona que te entienda, te apoye y te acompañe en ella. No te des por vencido, piensa que si Dios te ha dado la vida, es porque sabe que tú puedes con ella. Si algún día te sientes cansado, busca el descanso en Dios que renovará tus fuerzas. Si algún día te sientes demasiado responsable de otros, recuerda que sólo Jesús es el Mesías. Si te sientes atado a alguien, pídele a Jesús que rompa las ataduras y que su amor vuelva a crear lazos nuevos de amor según su Espíritu.

Si reaccionas ante toda provocación, ruega a Dios para que te enseñe a responder en lugar de reaccionar. Si tu felicidad y tu vida dependen de otra persona, despréndete de ella y ámala, sin pedirle nada a cambio. Si necesitas tener todo bajo control, entrega el control de tu vida a Dios y confía en su poder y en su amor por ti. Aprende a mirarte con amor y respeto, piensa en ti como en algo precioso; ¡eres un hijo de Dios! Piensa que Él está más interesado que tú en que te conviertas en esa creación que Él pensó desde toda la eternidad. «Vivir Sirviendo, Vivir Amando. Que este sea el mejor día de tu vida»