miércoles, 31 de agosto de 2011

ESTO ES VERDAD Y VIDA


Aquel o aquella que dice ser ateo, no lo es. Siempre cree en algo y pone su confianza en lo que cree. Siempre tiene un dios o dioses en su vida. Le rinde honores, respetos y adoración. Podría ser el dios dinero($). El dios sexo. El dios poder y fama. El dios comida, viajes, la ropa, las joyas.....etc. Son los dioses impersonales. Tambien adoramos y le rendimos pleitesias a un partido politico y a sus dirijentes. 

Les recuerdo a los ateos que niegan la existencia de un Dios Persona, que es inteligente, piensa, es creador, siente, ama y que fuimos creados a Su Imagen y Semejanza, que vivimos una vida limitada. Si, estamos en un mundo llamado el Planeta Tierra, redondo, inmenso y con materias diversas es para mantener la vida de toda criatura viviente que surcan los mares, los aires y sobre la superficie de la tierra. 

A ti ateo te pregunto:  
¿La materia se creo a así misma?. 
¿Tiene su propia inteligencia y voluntad? 

Para que algo exista tiene que existir primero un Ser(Persona) Inteligente y Creador( creativo ). Nada se hace así mismo.Lo que puede ocurrir es una transformacion o cambios en la materia producto de los elementos naturales que son el sol, el agua y el viento. Lo que existe es una ley EVOLUTIVA. Ley o leyes puestas y que responden a una Voluntad Creativa para mantener la existencia activa o crear otro agente y este en otro y así sucesivamente. No hay ninguna fabrica u hombre sentado en una planta fabricante en el Planeta Tierra produciendo el aire que respiramos y no vemos. Ni tampoco el agua que bebemos, el agua de los ríos, lagos y mares. 

Tampoco el sistema reproductivo de las plantas, animales y seres humanos se fabrican en una factoría por los seres humanos. Tampoco hay un control por el hombre del movimiento de la Tierra( rotación y translación ), demás Planetas, astros y estrellas desde una fabrica o planta manipulada por el hombre. El ateo sabe que hay leyes evolutivas, de conservación, de movimiento....etc. y que no podemos ver, tocar, oler...etc. 

Pero, sabemos que existen y están ahí. Dime , quien mantiene al sol en el centro del universo y que los planetas giren a su alrededor sin chocar unos con otros ?. Quien mantiene el aire(oxigeno) que respiramos sobre el Planeta Tierra, como sus aguas que bebemos?. La que riega nuestros sembradios, plantas y demás arboles?. 

Si el planeta Tierra es redondo, como es que las personas, arboles, animales, el mar....etc. no caemos al vació del Espacio universal. Alguien puso un campo magnético en el interior de nuestro Planeta y que nos hace permanecer unidos al Planeta Tierra y que no vemos. 

Ateo, dime si ves con tus ojos el campo magnético de la Tierra ?. 

Solos no se crearon lo que vemos, sentimos, oimos, olemos...etc. La materia no tiene inteligencia y voluntad. Tiene que ser una Persona que genera Vida, que es inteligente, creativa y que Existía antes que la materia existiera. Porque crees ateo en el aire?, cuando tu y yo no lo vemos. 

Tampoco  VEMOS las señales de la television, las ondas de los celulares, radiales....etc. y que se mueven en el espacio. La ciencia como tal no es creación humana, el hombre la descubrió después de cierta evolución de la mente humana y sus estudios. 



La  capacidad que un Ser superior le ha dado al hombre o mujer para su supervivencia y conocer lo que le rodea. Conocedores del bien y del mal, podemos utilizar lo creado para hacer el BIEN, o lo utIlizamos para hacer el MAL. En nuestras manos esta la libre decision.
ESTO ES: Verdad y vida.

VIRTUDES DE EL SER HUMANO



Virtud es la fuerza interior de cada persona para tomar y llevar a término las decisiones correctas en las situaciones más adversas para tornarlas a su favor, el virtuoso es aquella persona que está en camino de ser sabio/a, porque sabe cómo llegar a sus metas sin pisar las de los otros, porque pone a los demás de su lado y los lleva a alcanzar un objetivo común.

El virtuoso es aquella persona que "sabe ir contra corriente". Es el alma y el espiritu el ser o el no ser de cada persona usando su corazón como el supremo mediador.

Una virtud es una cualidad positiva de un ser, persona o cosa, exponiendo mediante calificativos las ventajas de dicho ente. Es, también, una de las herramientas más importantes para el éxito. 


FILÓSOFOS CON   VIRTUDES

PLATÓN

Platón plantea que el ser humano dispone de tres poderosas herramientas:

•Intelecto

El entendimiento o intelecto (en latín: intellectus, de intus: dentro y legere: leer) en su sentido más común y tradicional se considera como facultad de pensar; el cómo y el dónde se produce el pensamiento como capacidad de leer el interior de la realidad de las cosas y, por tanto, de comprenderlas mediante conceptos adecuados a la realidad de ellas.

•Voluntad

Voluntad es la propiedad que expresa la personalidad, emergiendo en mayor o menor grado (y por lo tanto, marcando un indice de sufrimiento, dependiente de este grado) por la capacidad de la razón y la memoria de realimentar la motivación que permita a la mente estructurar un futuro con una línea de acción que ponga de nuestra mano la capacidad de expresar un trabajo que culminará en un éxito previamente calculado.

Es fundamental para el ser humano, pues dota de capacidad para llevar a cabo acciones contrarias a nuestras tendencias inmediatas en un momento dado. Sin ella, no somos capaces de hacer lo que realmente se necesita, tampoco podemos conseguir los objetivos que planeamos. Es uno de los conceptos más difíciles y debatidos de la filosofía, especialmente cuando los filósofos investigan cuestiones sobre el libre albedrío.

Si esto no es lo bastante difícil, existe la cuestión adicional de si puede simultáneamente observar lo que desea hacer y además tener conocimiento de las razones por las que elige hacer eso y no otra cosa. Las cuestiones más profundas sobre la existencia humana giran a menudo alrededor de las cuestiones sobre la voluntad. Según podemos, la voluntad es el poder de elección de la conciencia, el sentir y la acción dirigida por ellos.

•Emoción

Para cada una de estas existe una virtud:

•Sabiduría, para identificar las acciones correctas, saber cuándo realizarlas y cómo realizarlas.

La sabiduría es una habilidad que se desarrolla con la aplicación de lainteligencia en la experiencia, obteniendo conclusiones que nos dan un mayor entendimiento, que a su vez nos capacitan para reflexionar, sacando conclusiones que nos dan discernimiento de la verdad, lo bueno y lo malo. La sabiduría y la moral se interrelacionan dando como resultado un individuo que actúa con buen juicio. Algunas veces se toma el concepto de sabiduría como una forma especialmente bien desarrollada de sentido común.

En la Sabiduría se destaca el juicio sano basado en conocimiento y entendimiento; la aptitud de valerse del conocimiento con éxito, y el entendimiento para resolver problemas, evitar o impedir peligros, alcanzar ciertas metas, o aconsejar a otros. Es lo opuesto a la tontedad, la estupidez y la locura, y a menudo se contrasta con éstas.

•Valor, para tomar estas acciones a pesar de las amenazas, y defender los ideales propios.

Valor (axiología)

Para la axiología, una disciplina de la filosofía, el valor es una cualidad que permite ponderar el valor ético o estético de las cosas, por lo que es una cualidad especial que hace que las cosas sean estimadas en sentido positivo o negativo.
Los valores son una cualidad "sui generis" de un objeto. Los valores son agregados a las características físicas, tangibles del objeto; es decir, son atribuidos al objeto y por un individuo o un grupo social, modificando -a partir de esa atribución-Su comportamiento y actitudes hacia el objeto en cuestión.

Se puede decir que la existencia de un valor es el resultado de la interpretación que hace el sujeto de la utilidad, deseo, importancia, interés, belleza del objeto. Es decir, la valía del objeto es en cierta medida, atribuida por el sujeto, en acuerdo a sus propios criterios e interpretación, producto de un aprendizaje, de una experiencia, la existencia de un ideal, e incluso de la noción de un orden natural que trasciende al sujeto.

•Autocontrol, para interactuar con los demás seres y ante las situaciones más adversas cuando estamos realizando lo que debemos hacer para lograr nuestros propios fines.

Autocontrol

El autocontrol indica el dominio que una persona puede tener de sus reacciones, sentimientos e impulsos a través de una determinación voluntaria para poder hacerlos surgir o crecer, mantener o someter según su libre decisión.

Templanza: σωφροσύνη (sōphrosynē)

La templanza no significa perdida de entrega, se reconoce como una virtud. Es la virtud moral que modera la atracción de los placeres y procura el equilibrio en el uso de los bienes creados y compartidos. Asegura el dominio de la voluntad sobre los instintos y mantiene los deseos en los límites de la honestidad. La persona moderada orienta hacia el bien sus apetitos sensibles, guarda una sana discreción y no se deja arrastrar ‘para seguir la pasión de su corazón.

• Prudencia : φρόνησις (phronēsis)

La Prudencia es la virtud de actuar de forma justa, adecuada y con cautela, definida por los Escolásticos como la recta ratio agibilium, para diferenciarla del arte recta ratio factibilium. De comunicarse con los demás por medio de un lenguaje claro, literal, cauteloso y adecuado. Actuar respetando los sentimientos, la vida y las libertades de las demás personas.

• Fortaleza : ανδρεία (andreia)
En la doctrina cristiana, fortaleza es una de las virtudes cardinales que consiste en vencer el temor y huir de la temeridad. La fortaleza asegura la firmeza en las dificultades y la constancia en la búsqueda del bien, llegando incluso a la capacidad de aceptar el eventual sacrificio de la propia vida por una causa justa.1 2

•Justicia : δικαιοσύνη (dikaiosynē)

La justicia se representa por una mujer con los ojos vendados, con una balanza en una mano y una espada en la otra

La justicia es la concepción que cada época y civilización tienen acerca del bien común. Es un valor determinado por la sociedad. Nació de la necesidad de mantener la armonía entre sus integrantes. Es el conjunto de reglas y normas que establecen un marco adecuado para las relaciones entre personas e instituciones, autorizando, prohibiendo y permitiendo acciones específicas en la interacción de individuos e instituciones.

                                                                  LAS 7 VIRTUDES



El Codigo Bushido es un grupo de siete virtudes muy simples pero que por sus nombres es a veces difícil saber que significan exactamente.

Gi (Rectitud): Se refiere a hacer "lo correcto". Gi entonces lo podemos considerar, especialmente por ser la primera virtud del código, como la virtud que se refiere a hacer caso a las demás virtudes, actuar sobre esas virtudes y obedecerlas, en cualquier situación.

Yuu (Coraje): Perseverar, resistir y avanzar a pesar del peligro, el miedo y la dificultad.

Jin (Benevolencia): Ayudar al projimo.

Rei (Respeto): Apreciar y reconocer el valor del projimo como persona y sus cualidades. Tener cortesía y tratar a los demás con dignidad.

Makoto (Honestidad): Decir la verdad.

Meiyo (Honor): Mantener una buena reputación. Honrar las tradiciones y costumbres de la familia, pueblo, país, etc.

Chuugi (Lealtad): Seguir fielmente a su líder, causa, gobierno, etc



Estos son los siete principios que rigen el código de Bushido. Estos principios basados en la filosofía a de Lao Tse y en los cuales se funda el primer emperador para la unificación china. Existe en china un lugar donde estas siete palabras están sostenidas en una serie de arcos consecutivos de tamaño considerable, bajo los cuales se pasa andando y que tienen su correspondiente leyenda.

Ser fieles a él y vuestro KI crecerá. Romperlo y vuestro nombre será denostado por las generaciones venideras.

1. YU – Coraje - Valor Heroico-


Un samurai lleva implícito el coraje; es coraje. Vive la vida de forma plena, completa, maravillosa. El coraje heroico no es ciego, es inteligente y fuerte. El samurai desarrolla el coraje y hace que su cuerpo lo sea ejerciendo el control sobre el mismo y reemplazando el miedo por el respeto y la precaución.


El valiente no sigue los pasos de la estupidez.
2. REI - Cortesía

Un samurai es cortés con sus enemigos y no necesita demostrar su fuerza. Es por ello que un samurai recibe mas respeto por su manera de tratar a los demás que por su destreza en el campo del batalla. Es en las situaciones limites, en las que el samurai invoca y manifiesta la fuerza interior.

Un alma sin respeto es una morada en ruinas
3. JIN - Compasión

Mediante el entrenamiento intenso el samurai se convierte en rápido y fuerte. No es como el resto de los hombres. Desarrolla un poder que emplea en beneficio de todos. Aunque su lealtad sea al señor (Daimyo o ..), debe ser compasivo ayudando a sus compañeros en cualquier circunstancia.

Si la oportunidad no surge, se sale de su camino para encontrarla.

4. GI - Justicia


Es honrado en su trato con todo el mundo. Cree en la Justicia, pero no en la que emana de los demás, sino en la suya propia.

Para un samurai no existen las tonalidades de grises en lo que a justicia y honradez se refiere.

Sólo existe lo correcto y lo incorrecto .

5. MEIYO - Honor

El samurai solo tiene un juez para juzgar sus actos y es él mismo. Las decisiones que se toman y el cómo son ejecutadas son el reflejo de quien es.

La muerte no es eterna; el deshonor, sí

6. CHUGO - Lealtad


Un samurai es leal a su señor, y a todos aquellos bajo su cuidado; o no. Para aquellos de los que es responsable, siempre responde con su vida .

7. MAKOTO - Sinceridad –Verdad .

Cuando un samurai dice que hará algo, es como si ya estuviera hecho. Nada lo detendrá en la ejecución de lo dicho.

No da su palabra. No promete. El simple hecho de hablar pone en movimiento el acto de hacer.

Las palabras de un hombre son como sus huellas; puedes seguirlas donde quiera que él vaya.

Decir y hacer es la misma cosa. Cuidado con el camino que sigues.


lunes, 22 de agosto de 2011

NUNCA DEJES DE SOÑAR


 Todos los jóvenes son ricos aun cuando no posean una moneda en su bolsa, pues son ricos en sueños. El secreto para mantenerse siempre joven es ser rico en sueños. El soñar se convierte en el ingrediente esencial para lograr objetivos en la vida, "para poder crear lo primero es creer", tener la capacidad de soñar con los ojos abiertos, el poder ver en nuestra imaginación lo que deseamos realizar.

Cuando dejes de soñar empiezas a envejecer, el deseo es la parte nuclear de la motivación de todo ser humano, el no tener ningún deseo es el equivalente a estar muerto en vida.

La aventura de lograr lo imposible nos llena de energía, nos da una vitalidad extraordinaria retarnos a nosotros mismos por lograr lo que para otros no es posible; si perdemos esta fuerza interior ya estamos listos para ingresar al reino de las carnes frías, ya podemos en vida celebrar nuestro propio funeral.

La fe resulta ser el ingrediente catalizador para la creatividad, es la certeza de que nuestro sueño es real y lo podremos lograr, es saber que lo imposible es posible, es la convicción de que si lo podremos realizar. Para los triunfadores el soñar es de vital importancia, saben que es el origen de toda realización.

En esta vida para lograr grandes realizaciones es necesario estar enamorado, entendido como seducción, atracción incontrolable que nos obsesiona y que cada obstáculo que encontramos refuerza mas nuestra determinación por alcanzar lo propuesto. Cuando una pareja se enamora "desune lo unido y une lo desunido", así la novia deja a su familia y se une a otro ser humano, y así sucede a toda vocación autentica, el religioso, el científico, el profesional que deja muchas cosas a las que estaba unido para realizar plenamente su llamado.

Soñar consiste en dejar volar nuestra imaginación, en preguntarnos a nosotros mismos que nos gustaría realizar, y una vez que encontremos por que vivir, no preguntarnos que nos impide lograrlo, sino mas bien que debemos hacer para convertir el sueño en realidad, las opciones se multiplican y si le agregamos una férrea voluntad para convertir cada fracaso en acicate que nos de mayor impulso, la tarea se hará ligera y si evitamos el autoflagelarnos pensando en todo lo que ya hemos tenido que pasar, y si nos atrevemos a esbozar una sonrisa y sin contar nuestras perdidas volvemos a la lucha seguramente ya encontramos el sendero de los triunfadores.

 

miércoles, 10 de agosto de 2011

YO SOY EL CAMINO.


Si nadie te ama, mi alegría es amarte.
Si lloras, estoy deseando consolarte.
Si eres débil, te daré mi fuerza y mi alegría.
Si nadie te necesita, yo te busco.
Si eres inútil, yo no puedo prescindir de ti.
Si estás vacío, mi ternura te colmará.
Si tienes miedo, te llevo en mis brazos.
Si quieres caminar, iré contigo.
Si me llamas, vengo siempre.
Si te pierdes, no duermo hasta encontrarte.
Si estás cansado, soy tu descanso.
Si pecas, soy tu perdón.
Si me hablas, trátame de tú.
Si me pides, soy don para ti.
Si me necesitas, te digo: estoy aquí dentro de ti.
Si te resistes, no quiero que hagas nada a la fuerza.
Si estás a oscuras, soy lámpara para tus pasos.
Si tienes hambre, soy pan de vida para ti.
Si eres infiel, yo soy fiel contigo.
Si quieres hablar, yo te escucho siempre.
Si me miras, verás la verdad en tu corazón.

Si estás excluido, yo soy tu afiliado.
Si no tienes a nadie, me tienes a mi.
SI ERES SILENCIO,
MI PALABRA HABITARÁ EN TU CORAZÓN.

YO SOY.


¿Me necesitas?
Yo estoy ahi.
No puedes verme, mas YO SOY la LUZ  en tus ojos.
No puedes escucharme, mas YO hablo en tu voz.
No puedes semtirme, mas YO SOY el poder activo de tus manos.
Estoy trabajando aunque tu no comprendas MIS modos.
Estoy trabajando aunque tu no reconozcas MIS obras.
No SOY visiones extrañas. No SOY misterioso.
Solo en quietud absoluta, mas allá  del yo, puedes conocerme como
SOY y entonces solo como un sentimiento y una fe.
Mas YO ESTOY ahi. Oigo. Contesto.
Cuando me necesitas, ESTOY ahi.
Hasta cuando me niegas, ESTOY ahi.
YO ESTOY ahi cuando oras y cuando no oras.
YO ESTOY en ti y tu en MI.
Solo en tu mente puedes sentirte apartado de MI, por que solo en
tu mente hay las nieblas de "tuyo" y "mio".
Mas, solo con tu mente puedes conocerME y experimentarME.
vacía tu corazón de vanos temores.
Cuando te echas a un lado,YO estoy ahi.
Nada puedes hacer por ti mismo, pero YO todo lo puedo.
Y YO ESTOY EN TODO.
Aunque no puedas ver el bien, el bien está ahi, porque YO estoy ahi.
Estoy ahi por que tengo que estarlo, por que YO SOY.
Solo en MI tiene significación el mundo;
solo de MI toma forma el mundo; solo por
MI CAUSA sigue adelante el mundo.
YO SOY la LEY en que se fundan el movimiento de las estrellas
y el crecer de las células vivientes.
YO SOY el AMOR que es el cumplimiento de la LEY.
YO SOY seguridad. YO SOY paz. YO SOY UNIDAD.
YO SOY la LEY que te da vida.
YO SOY el AMOR a que puedes asirte.
YO SOY tu seguridad. YO SOY paz.
YO SOY UNO CONTIGO. "YO SOY".
Aunque tu fe en MI es insegura, MI fe en ti nunca vacila,
por que te conozco, por que te amo.
AMADO MIO "YO" ESTOY AHI.

lunes, 8 de agosto de 2011

¿GUARDAS RENCOR? O...


EL RENCOR TE  GUARDA A  TI


“Perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo”. (Efesios 4:32)

Cuando guardamos rencor contra alguien, ¿lo lastimamos realmente? ¿No será que no lastimamos a nosotros mismos?
Con mucha frecuencia, Jesús hablaba de la necesidad de perdonar a otros. Si vamos a seguir el camino angosto, tenemos que aprender a ser prontos para perdonar. Cuanto más rápido perdonamos, más fácil será la solución. 


Tenemos que hacerlo antes que el problema eche raíces en nuestras emociones. Será mucho más difícil sacarlo si tiene raíces profundas y fuertes. Guardar rencor contra otras personas no las hace diferentes, pero sí nos cambia a nosotros. Nos hace amargados y difíciles. Cuando pensamos que estamos guardando rencor, en realidad es el rencor que nos gurda a nosotros. Es la manera engañosa de Satanás para mantenernos en esclavitud.


Él quiere que pensemos que estamos, que tenemos saldadas las cuentas protegiéndonos de otra herida.     


 ¡Pero nada de eso es verdad!  


Espero  que   con esto  nos  animemos  a pedir la gracia de Dios para perdonar a cualquiera contra quien tengan rencor.


Decide de ahora en adelante mantener tu corazón libre de este tipo de emoción negativa. Dios tiene grandes planes para tu vida, pero solamente los verás realizados si transitas por el camino angosto.

Di esto:
“Decido seguir el ejemplo de Jesús, perdonando a otros. Por lo tanto, entro en un reino nuevo de una vida de paz y gozo.”

JESÚS PRESENTA UN ESTILO DE VIDA PARA LOS JÓVENES


Jesús, alguien a quien “seguir”… 


Cuando empezamos a acercarnos a Jesús y su experiencia de vida, comprendemos que lo que él vino a hacer a este mundo fue enseñarnos un estilo de vida, una propuesta que nos puede traer como consecuencia la plenitud de vida y la salvación total. Por eso, no basta creer en él para salvarse, es necesario animarse a vivir su propuesta, hay que arriesgarse y saltar a lo nuevo, a su propuesta. 


La propuesta de vida de Jesús no se puede comprender en su  totalidad hasta que no se pruebe, hasta que no se guste en experiencia personal. Cada  experiencia nos va  servido para empezar a ver el proyecto de vida de Jesús, sus pasos y su propuesta. En el tema de hoy,  trataremos  de  ver  y aceptar  las opciones de Jesús, lo que fue importante en su escala de valores. 


Todo esto es indispensable para poder hacer un camino de seguimiento. Nuestra religión no es un conjunto de ritos y creencias, es básicamente una propuesta de vida, un estilo de vida… pero no cualquier estilo, sino el de Jesús de Nazaret. Jesús es para nosotros alguien a quien seguir. 


Él revela, con su vida, al verdadero Dios… conocer a Jesús puede llegar hasta hacerte cambiar tu concepción sobre Dios. Sigamos entonces


!!! JESUCRISTO VIVO Y PRESENTE EN EL MUNDO DE LOS JÓVENES 


 Jesús presenta a los jóvenes un estilo de vida.
 Orar desde la vida La vida de Jesús es una constante alabanza y referencia al Padre. "Mi alimento es hacer la voluntad del que me envió y llevar a cabo su obra" (Jn 4,34). 


Con mucha  frecuencia, al fin de las actividades de cada día, pasaba las noches enteras en oración, conversando con su Padre (Lc 6,12; Mc 1,35). 


Esto le permitió vivir en intimidad y llegar a sentirse uno con él: "Yo estoy en el Padre y el Padre está en mí... El que me ha visto a mí, ha visto al Padre" (Jn 14,9-10) y experimentar la realidad de una vida nueva en Dios y desde Dios (Jn 14,1-31). 


Impactados por su manera de rezar y de relacionarse con su Padre, los discípulos le pidieron un día, "¡Señor, enséñanos a orar!" y Jesús les contestó "cuando quieran rezar digan: Padre Nuestro..." (Lc 11,1-4). 


El padrenuestro no es solo una fórmula para orar, sino el compendio del programa de vida de Jesús: que el Reino se haga realidad, que se cumpla siempre la voluntad del Padre, que haya pan en la mesa de todos, que se perdonen las ofensas que separan a los hermanos, que se puedan vencer las tentaciones y que el bien predomine siempre sobre el mal. 


Así testimonió su relación íntima y de diálogo con su Padre y les dio confianza a los discípulos para que también ellos se animaran a comunicarse de la misma manera con él (Mt 7,7). 


La oración fue su alimento diario: bendice a su Padre al ver cómo revela su Reinado a los pobres, se adelanta a los acontecimientos, velando en oración, y se aleja de todos para pasar largas horas junto a su Padre. No podría haber escuchado y servido a la gente de su pueblo, sin haber escuchado profundamente a Dios. 


Por eso les advirtió a sus discípulos que "no fueran como los hipócritas que les gusta orar de pie en las sinagogas para ser vistos por la gente" (Mt 6,5) Y les enseñó a orar desde la vida y la historia con gestos y palabras (Mt 6,5-8). Oró con la gente del pueblo antes de curarla (Mc 7,34) y de perdonarla (Jn 8,1-11), oró con palabras de aliento y agradecimiento al descubrir las maravillas de Dios (Lc 10,21), oró desde lo más profundo de su corazón cuando se sintió tocado por las necesidades (Lc 9,16) y por el dolor y el sufrimiento de la gente (Jn 11,41) e invitó a orar siempre con insistencia y sin desanimarse (Lc 18,1-8; Lc 11,9-11). 


Para ayudar a los discípulos en su proceso de crecimiento en la fe, los invitó a vivir momentos fuertes de oración como el de la transfiguración (Mt 17,1-13) y el del monte de los Olivos (Lc 22,39-43). Su confianza en el Padre llegó a su momento culminante, cuando le entregó su vida en la cruz exclamando "Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu" (Lc 23,46). 3.2 Construir un proyecto de vida Durante los años callados de Nazaret, leyendo con atención las escrituras y mirando detenidamente la situación y las necesidades de su pueblo, Jesús maduró su respuesta y concretó su proyecto de vida.


Cuando creyó que había llegado el momento conveniente, lo dio a conocer, comenzó a trabajar para hacerlo realidad, invitó a otros a adherirse a su propuesta y a comprometerse en su seguimiento.  Según la situación de cada uno, llamó a unos, cuestionó a otros, replanteó la vida de muchos. 


Invitó a Nicodemo a nacer de nuevo (In 3,1-8), llamó a Zaqueo a la conversión (Lc 19,1-9), promovió el diálogo entre Marta y María (Lc 10,38-42), ofreció agua viva a la mujer samaritana (In 4,1-45), devolvió la vida a la hija de Jairo (Mc 5,21-43), perdonó a la mujer adúltera y le pidió que no pecara más (Jn 8,1-11), invitó a Pedro y a Andrés a ser "pescadores de hombres" (Mc 1,17), propuso un camino de plenitud al joven rico (Mc 10,17-22)... 


En la comunidad de los seguidores de Jesús, todo proyecto de vida se inscribe dentro de su gran proyecto: buscar, anunciar y vivir por el Reino de Dios. Los discípulos, guiados por él, fueron descubriendo en el proceso comunitario su propio proyecto personal y fueron comprometiéndose poco a poco. No tuvieron claridad de un día para otro. En algunos momentos se jugaron enteros (Jn 6,67-69) y en otros simplemente temieron (Mc 4,3 5-41) y procuraron escapar (Mc 14,50). Su compromiso definitivo con Jesús fue fruto de un largo caminar junto a él y de la acción del Espíritu que finalmente les ayudó a "entender toda la verdad" (Jn 16,13). 


 Solidarizarse con los "caídos del camino" Jesús no fue insensible a los pobres, a los abandonados y a los marginados de su época. Sintió compasión de quienes lo seguían porque "estaban como ovejas sin pastor" (Mc 6,32), se detuvo a escuchar el clamor del ciego que gritaba al borde del camino (Lc 19,35-43), atendió a los leprosos que pedían ayuda sin poder acercarse (Lc 17,11-19), curó a la mujer que llegó hasta él para tocar su manto (Lc 9,43-48), resucitó al hijo de la viuda de Naím con cuyo cortejo fúnebre se encontró en la puerta de la ciudad (Lc 7,11-17), reprendió a los discípulos que procuraron apartar a los niños (Mt 19,13-14), consoló a las mujeres que lloraban junto al camino de la cruz (Lc 23,28). En la parábola del buen samaritano (Lc 10,25-37) mostró cuál es la manera de comportarse ante las necesidades humanas en el Reino de Dios. 


Con su testimonio y con sus palabras "vete y haz tú lo mismo", invitó a no pasar de largo, a mirar con ternura y afecto, a detenerse, a levantar y acompañar, a preocuparse por la situación más allá de lo urgente y lo inmediato, a ofrecer una nueva esperanza, en una palabra, llamó a hacerse prójimo de los "caídos del camino", a no ser indiferentes a las situaciones de marginalidad y a compartir en ellos la pasión de toda la humanidad.  


Amar con corazón entero 
Las personas que se encontraban con Jesús sentían su afecto y la calidez de su acogida. Fue capaz de dar a cada uno su lugar, de aceptar y respetar la particularidad de cada situación y de cada proceso, de ofrecer siempre su amistad, de entregar su vida por los que amaba, de abrir a todos el camino para el  encuentro con el Padre (Lc 3,10-14): nadie pudo sentirse excluido de su amor. 


Cuando quiso dejar el testamento de su vida, habló del mandamiento nuevo: "ámense unos a otros como yo los he amado... ustedes son mis amigos si cumplen lo que les mando" (Jn 15,12-14; Jn 13,34), porque "no hay amor más grande que dar la vida por los amigos" (Jn 15,12). El amor está en el corazón de toda experiencia de encuentro con Jesús. 


Es el mayor don que se recibe del Padre y el más grande don que se puede dar. Constituye la cumbre y la clave de toda vida humana. Será el distintivo por el que el mundo reconocerá a los verdaderos discípulos de Jesús (Jn 13,35). El amor entre los hermanos se expresa con cariño y ternura, restaura las heridas, desarrolla la personalidad, confía en las personas, es capaz de perdonar y ser misericordioso, hace gustar y disfrutar la vida. 


Jesús invita a los jóvenes a vivir un estilo de vida en el amor, a anunciar con sus vidas alegres e intensas que el amor auténtico es posible y a reconocer en ese camino que recorren con fe y valentía la presencia del Dios de la Vida


Se trata de ser capaces de dialogar, de aprender a escuchar y compartir, de ser constantes y perseverantes en los compromisos asumidos, de mirar los intereses de los demás antes que los propios, de entregar las propias capacidades sin esperar recompensa, de ir dando la vida en las acciones humildes y sencillas de cada día. Se trata, definitivamente, de ser testigos de la Civilización del Amor. 

Perdonar y ser perdonado 
El amor supone y exige el perdón, que es parte integral de la conducta humana y del nuevo estilo de vida que propone Jesús. Como don de Dios, el perdón libera de las ataduras del pecado personal y social, derriba los muros que se crean entre las personas, los pueblos y las culturas; favorece la vida en el amor y en la felicidad y hace posible ir construyendo juntos una sociedad más justa, fraterna y solidaria. 


El perdón no es una palabra o un barniz exterior, sino un gesto gratuito que nace del interior de la persona, exige arrepentimiento y cambio del corazón y abre las puertas al encuentro de unos con otros como hermanos. Jesús mostró a Dios como un padre misericordioso y lleno de ternura, que no duda en salir a recibir con afecto y cariño al hijo que regresa a casa tras haberse alejado de su amor y haber malgastado su herencia. No pregunta por qué se fue, qué hizo ni dónde estuvo: lo acoge, lo perdona y lo restituye en su lugar y en su dignidad de hijo (Lc 15,11-32). 


El mismo perdonó a quienes se arrepintieron, prometieron cambiar de vida y reafirmaron su compromiso de seguirle: Zaqueo (Lc 19,1-10), la Magdalena (Jn 8,3-11), el paralítico (Lc 5,18-26), Pedro (Jn 21,15-17) y en la hora de su muerte, el ladrón arrepentido (Lc 23,43) y sus mismos ejecutores (Lc 23,34). Enseñó a sus discípulos a  perdonar siempre, como ellos son perdonados (Mt 6,12), todas las veces que fuere necesario (Mt 18,21), para ser como el Padre del Cielo (Mt 5,48) "que hace brillar el sol sobre malos y buenos y llover sobre justos e injustos" (Mt 6,45).  


Dignificar la vida de la mujer
En una sociedad donde las mujeres estaban sometidas, no eran consideradas y no tenían posibilidades de participar en la vida del pueblo, Jesús tuvo con ellas un comportamiento muy especial. Las miró con amor, las respetó, las trató con dignidad y las valoró como personas. Muchas mujeres lo siguieron, lo escucharon y lo estimaron: Marta y María, sus amigas (Lc 10,38ss), María Magdalena (Jn 20,1-2), la adúltera (Jn 8,1-11); la samaritana (Jn 4,1-30), la mujer que derramó perfume sobre su cabeza (Mt 26,6-16). Ellas fueron las primeras testigos de la resurrección (Mc 16,5-7) y las enviadas a anunciarla a los discípulos (Mc 16,9-10). Aterrizando… 


¿Sabes hacer oración, como Jesús la hacía con su Padre?
 ¿Estás acostumbrado a ello?


 Viendo a Jesús, y comprendiendo que ha tenido un proyecto de vida, respóndete con sinceridad, 
¿tú tienes un proyecto de vida? 
¿Tienes una “escala de valores” en tu vida? 


Trata de escribirla, para hacerla patente frente a ti. 


¿Qué lugar ocupan en tu corazón la preocupación por los más necesitados y los marginados de la sociedad de hoy? 
¿Qué tan dispuesto estás en tu corazón de perdonar a los otros? 
¿Qué tanto te gusta que te perdonen? 


Todas estas preguntas son para que te midas con respecto a lo que un seguidor de Jesús debería ser y hacer. 
¿Qué reflexión te surge en tu corazón en estos momentos?