domingo, 25 de marzo de 2012

¿QUÉ DEBO HACER CUANDO LOS DEMÁS ME HAN FALLADO?


 
Triste es cuando otros te fallan.

Cuando esa gente en quien confiaste y creíste, (tus amigos) te desilusionan, e incluso habla mal de tí.

Desearías poner en evidencia su error.

Sientes odio, tristeza, dolor y desilusión al mismo tiempo. Y al final no sabes qué sentir.

Aunque esto te pase, sigue creyendo en la amistad sincera.

Sigue dando lo mejor de tí a las personas y nunca pagues con la misma moneda.

Si te han fallado, haz lo posible para no fallar.

Si te han desilusionado, sé siempre recto para no cometer el mismo error.

Si te han calumniado, ofrece a Dios esa situación que sea Él quien juzgue, pero no envenenes tu corazón con el deseo de hacer tu justicia.

No importa el error que otros hayan cometido, no te hagas insensible y frío ante las personas quienes te necesiten.

Sigue haciendo el bien, sigue creyendo, sigue ofreciendo lo mejor que tengas y ante todo, deja el juicio en las manos de Dios.

La vida es hermosa y tienes la oportunidad de seguir viviendo.

Sigue adelante tu camino sin ver los tropiezos tuyos y menos los de los demás como obstáculos.

Y no cometas los mismos errores que otros hayan cometido contigo.

EL PERDÓN

 

Pocas veces somos ofendidos; muchas veces nos sentimos ofendidos.

Perdonar es abandonar o eliminar un sentimiento adverso contra el hermano.

¿Quién sufre: el que odia o el que es odiado?

El que es odiado vive feliz, generalmente en su mundo.
El que cultiva el rencor se parece a aquél que agarra una brasa ardiente o al que atiza una llama; pareciera que la llama quema al enemigo, pero no, se quema uno mismo.

El resentimiento sólo destruye al resentido.

El amor propio es ciego y suicida; prefiere la satisfacción de la venganza al alivio del perdón, pero es locura odiar: es como almacenar veneno en las entrañas.

El rencoroso vive en una eterna agonía.

No hay en el mundo fruta más sabrosa que la sensación de descanso y alivio que se siente al perdonar, así como no hay fatiga más desagradable que la que produce el rencor.

Vale la pena perdonar, aunque sea sólo por interés, porque no hay terapia más liberadora que el perdón.

NUESTRO MURO

 


Dicen que una vez un hombre, era perseguido por varios malhechores que querían matarlo. El hombre ingresó a una cueva. Los malhechores empezaron a buscarlo por las cuevas anteriores de la que él se encontraba.
Con tal desesperación elevó una plegaria a Dios, de la siguiente manera: " Dios todopoderoso, has que dos ángeles bajen y tapen la entrada, para que no entren a matarme". En ese momento escuchó a los hombres acercándose a la cueva en la que el se encontraba, y vio que apareció una arañita.
La arañita empezó a tejer una telaraña en la entrada. El hombre volvió a elevar otra plegaria, esta vez mas angustiado: "Señor te pedí ángeles, no una araña." Y continuó: "Señor por favor, con tu mano poderosa coloca un muro fuerte en la entrada para que los hombres no puedan entrar a matarme".
Abrió los ojos esperando ver el muro tapando la entrada, y observo a la arañita tejiendo la telaraña.
Estaban ya los malhechores ingresando en la cueva anterior de la que se encontraba el hombre y este quedó esperando su muerte. Cuando los malhechores estuvieron frente a la cueva que se encontraba el hombre, ya la arañita había tapado toda la entrada, entonces se escuchó esta conversación:
Primer hombre:- Vamos, entremos a esta cueva.
Segundo hombre: - No, ¿no ves que hasta hay telarañas? nadie ha entrado en esta cueva. Sigamos buscando en las demás cuevas.
Dios como padre amoroso sabe perfectamente cuál es la respuesta apropiada para cada situación que se nos presenta.
Esperar que nuestras plegarias sean atendidas de acuerdo con nuestras reglas es desmerecer el poder de Dios que sabe no solo que nos hará más felices, sino también, qué es más conveniente para nuestra vida.

jueves, 1 de marzo de 2012

EL BIEN Y EL MAL






El Bien y el Mal no son ideas abstractas, que están en las nubes y no existen. Si, existen y lo vemos día a día en nuestra vida, en los medios de comunicación, hechos buenos o malos que se dan lejanos a nosotros, como tan cerca de  nosotros,  nadie   está  excluido  de  esta   situación de  estar  ante  el  bien  ó  el mal.

 Brotan desde el interior de cada persona. Algunos ejemplos: odios, venganzas, chismes, amor y desamor, compasión, tirar del gatillo de un revolver y matar a otra persona, inmoralidades con nuestro cuerpo, vulgaridades en el hablar y vestir, actos y pensamientos impuros, como con los sentidos, la pornografía, aberraciones sexuales......etc. Veamos lo que nos dice Jesús por medio de cuentos o parábolas (Comparaciones). Lee esta comparación:
Otra parábola les propuso Jesús, diciendo: El Reino de los Cielos es semejante a un hombre que sembró buena semilla en su campo. 

Pero, mientras su gente dormía, vino su enemigo, sembró encima cizaña entre el trigo, y se fue.
Cuando brotó la hierba y produjo fruto, apareció entonces también la cizaña.
Los siervos del amo se acercaron a decirle: “Señor, ¿no sembraste semilla buena en tu campo? ¿Cómo es que tiene cizaña?”
El les contestó: “Algún enemigo ha hecho esto.” Dícenle los siervos: “¿Quieres, pues, que vayamos a recogerla?”
Díceles Jesús: “No, no sea que, al recoger la cizaña, arranquéis a la vez el trigo.
Dejad que ambos crezcan juntos hasta la siega (Corte). Y al tiempo de la siega, diré a los segadores: Recoged primero la cizaña y atadla en gavillas para quemarla, y el trigo recogedlo en mi granero.” 

Entonces despidió a la multitud y se fue a casa. Y se le acercaron sus discípulos diciendo: Explícanos la parábola de la cizaña del campo.
El respondió: El que siembra la buena semilla es el Hijo del hombre; (JESUCRISTO) 
El campo es el mundo; la buena semilla son los hijos del Reino (DE DIOS); la cizaña son los hijos del Maligno (SATANÁS Y DEMONIOS);  el enemigo que la sembró es el Diablo; la siega es el fin del mundo (además la muerte física al mundo de cada uno), y los segadores son los ángeles. 

De la misma manera, pues, que se recoge la cizaña y se la quema en el fuego, así será al fin del mundo (Fin del mundo no es lo material/físico, sino el mundo creado por los malos.
Las injusticias, inmoralidades, mentiras, la cultura de la muerte....etc. y demás pecados).
El Hijo del hombre enviará a sus ángeles, que recogerán de su Reino todos los escándalos y a los obradores de iniquidad (maldad y pecados), y los arrojarán en el horno de fuego; allí será el llanto y el rechinar de dientes. (SE REFIERE AL INFIERNO). 

Entonces los justos brillarán como el sol en el Reino de su Padre. ( EN EL CIELO ). El que tenga oídos, que oiga. Vemos que los buenos y auténticos cristianos trabajan por un mundo mejor, más justo, de mayor amor entre hermanos y hermanas, y que todos se reconcilien con Dios y lo amen.....etc. Estos representan al TRIGO. Los hijos e hijas de las tinieblas, del Maligno que buscan todos los medios para criticar a la Iglesia fundada por Jesucristo y a todos  los cristianos que llevan LA BUENA NUEVA a sus hermanos y hermanas.

Siembran mentiras, divisiones, leyes contrarias a la Voluntad de Dios y anti-naturales. Se ríen, se burlan y no cumplen todo lo que sea de Dios y Su Iglesia, viven esclavos de las pasiones y placeres desordenados de la carne.....etc. Esos están representados por la CIZAÑA. Roguemos por las conversiones de ellos.


TODOS, BUENOS, MALOS   HABITAMOS  EN  ESTE  MISMO  LUGAR,  NO  HAY  NADIE  MAS   NI DENTRO  NI FUERA  DE  LO QUE   DIOS  HA  PERMITIDO.

ES NECESARIO SER IGLESIA


 
La Iglesia es importante, determinante y por lo tanto necesaria porque Él (JESUCRISTO) la fundo, y porque decretó que las puertas del infierno no iban a prevalecer contra ella.
Eso está en Mateo 16, 18 y 19. Entonces, ¿cómo es posible que hoy alguien se atreva a decir que la Iglesia no es necesaria, o que no importa, o que da lo mismo una que otra. Cristo fundo UNA IGLESIA, no muchas iglesias. Jesús hablo en SINGULAR. No se puede prescindir de la Iglesia, si dice 1 Timoteo 3, 15 que “la columna y el fundamento de la verdad es la Iglesia.” La Iglesia es necesaria, y yo la quiero, porque según Efesios 1, 23, la Iglesia “es Su Cuerpo (El Cuerpo de Cristo) y en ella se despliega Su plenitud (de Cristo).” Nosotros somos parte de Su Cuerpo, El Cuerpo Visible a los ojos humanos. Jesucristo es La Cabeza del Cuerpo y nosotros los miembros de Su Cuerpo. Cristo actúa por medio de su Cuerpo (Nosotros). Somos vehículos e instrumentos de Su Amor, Perdón, Misericordia, de Su Palabra.....etc. Cristo cuenta con nuestro SI, nuestra fidelidad y amor. 
 
Dice Efesios 3, 10 que “los más maravillosos aspectos de la sabiduría de Dios” se descubren mirando a la Iglesia. Y no me digas que está bien que el Cuerpo de Cristo se vea dividido, porque eso confunde Y ES PECADO DIVIDIR AL CUERPO DE CRISTO (SU IGLESIA UNIVERSAL). No seas ingenuo ni incauto. El Señor no es bobo. Él ya atendió ese problema cuando, conversando con el Padre, dijo, en el Evangelio de Juan, 17, 21, “Que todos sean uno, como tú Padre, estás en mí y yo en ti. Que ellos también sean UNO en nosotros, PARA QUE EL MUNDO CREA que tú me has enviado.” ¿Por qué el mundo no cree? Según este versículo, por la división. Nuestros hermanos PROTESTANTES se preparan bíblicamente, escogen ciertos versículos bíblicos para dividir y sacar católicos tibios con o sin preparación suficiente bíblico de LA IGLESIA CATOLICA=UNIVERSAL. El Señor dice, en Juan 16, 13 que el Espíritu Santo nos iba a conducir “a la VERDAD, completa.” No a las verdades, no a las opiniones, sino a una sola y única VERDAD.
Dios no quiere confundir a nadie, “pues Él quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad”, según dice en 1 Timoteo1, 4. Por eso tiene que haber un solo sentido, una única versión, una sola VERDAD, una sola Iglesia. No se puede entender eso de que alguien tuvo una experiencia con el Espíritu Santo que le sacó de la Iglesia para otra que alguien fundó recientemente y que enseña cosas distintas a la Iglesia Única y Verdadera de la que saliste y que lleva enseñando y creyendo lo mismo hace 2 mil años. Explícame eso, porque 1 Corintios 12, 13 dice que “hemos sido bautizados en un mismo Espíritu para conformar UN SOLO CUERPO.” No olvides la unidad del Espíritu que describe el Apóstol en Efesios 4, 3-5: “Un solo cuerpo y un mismo Espíritu…

Un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo…” Quédate o VUELVE A CASA, en la Iglesia Católica, para que no te tomen el pelo. Fíjate por qué San Pablo manda esa unidad del Espíritu que te acabo de describir; lee un poco más adelante, en Efesios 4, 14: “Entonces no seremos ya niños a los que mueve cualquier oleaje o viento de doctrina o cualquier invento de personas astutas, expertas en el arte de Engañar.” Llegamos a Jesucristo por medio de Su Iglesia. La fundo como medio para conocer lo, amar lo y obtener la Salvación Eterna. Es la Iglesia de la Plenitud de la Verdad. 

“Amigo(a) separado(a) de LA ÚNICA IGLESIA ", ¿sabías tu que San Pablo intercede por un amigo de él (Onesíforo) que ya era difunto? Si, lo puedes buscar, está en 2da de Timoteo, capítulo 1, versículos del 16 al 18. No sé por qué esto de la intercesión a favor de los muertos genera tanto lío, ¿es que acaso no han visto el sacrificio por los muertos que agrada a Dios en 2da de Macabeos, capítulo 12, versículos del 38 al 45? ¿Qué pasará cuando estos que cuestionan nuestra fe lleguen al cielo y se encuentren con la intercesión activa de los santos y ángeles a favor de los que quedan en la tierra? ¡Si así aparecen en la Biblia!… mira, ve conmigo a Apocalipsis 5, 8.” y 3 textos bíblicos más! . Apocalipsis 8, 3-4, y lo relaciono con Tobías 12, 12 y Jeremías 15, 1. 

Te quiero mucho. Nos vemos de nuevo EN CASA, la Casa del Padre, Casa de Oración. Tu hermano cristiano en La Iglesia Universal (Católica). Dirigida por el Sucesor del Apóstol San Pedro, el Obispo de Roma y demás obispos y presbíteros sucesores de los Apóstoles. La Roca sobre el cual Cristo Jesús fundo su ÚNICA IGLESIA.

SOMOS EL SANTUARIO DE DIOS




Dice:
I Corintios 3: 16 - 23 Palabra de Dios:
16 ¿No sabéis que sois santuario de Dios y que el Espíritu de Dios habita en vosotros?
17 Si alguno destruye el santuario de Dios, Dios le destruirá a él; porque el santuario de Dios es sagrado, y vosotros sois ese santuario. Los ojos humanos son las ventanas del alma. Las imágenes exteriores las recibimos cuando estamos consientes de ellas. Hay un dicho popular del refranero que dice, "OJOS QUE NO VEN, CORAZÓN QUE NO SIENTE". Desde el centro de nuestra vida interior procede el deseo de contemplar las imágenes que vemos. Imágenes que nos provocan deseos y placeres agradables, como también desagradables. Los primeros promulgadores del cristianismo decían que las impurezas del hombre o mujer no era de lo que comía, sino de lo que salía de su corazón : Envidias, odios, fornicaciones, avaricias, toda malicia y pecados de la carne, actos homosexuales, bisexuales, prostitución, mentiras, calumnias, rencores, adulterios.......etc.

Todo aquello que van contra la santidad del CUERPO Y DEL ALMA. Ellos entendieron bien las Palabras de Jesucristo, cuando dijo, " LAS IMPUREZAS DEL HOMBRE O MUJER SALEN DE SU CORAZÓN”. Basta que lo desee con su corazón, ya el hombre o la mujer cometió adulterio, el desear matar a su prójimo, desear le todo mal al otro(a), desear lo en relaciones sexuales desordenada.....etc.

No importa que no lo lleve a ejecutar la acción y hacerlo. Con el deseo consciente de que se realice, ya se cometió PECADO. Recuerden también que hay deseos buenos, no todo es malo. La familia humana se rige por leyes de conducta para regular y controlar la voluntad del hombre y la mujer. En especial, voluntades descontroladas o desordenadas y que carecen de todo bien personal, como comunitario. Son aquellas almas, en un cuerpo físico, que se dejan llevar por las pasiones y placeres desordenadas de sus sentidos (Vista, oído, olfato, gusto y tacto). No las pueden controlar y dominar las. Adquieren un vicio y viven esclavos a su adicción del desorden placentero y del momento pasajero ( No ordenado a su ÚNICO fin de existir de los sentidos humano ). Ser hombre no es irse detrás de todas las mujeres que le gustan y acostarse con ellas. El verdadero hombre es aquel que sabe controlar su cuerpo y sentidos. Lo mismo podemos decir de una mujer. Pasiones desordenadas y debilidades que todos tenemos. Ese es el hombre que tiene absoluto control de su cuerpo y sus  sentidos. Su espiritualidad es fuerte, musculosa, bien desarrollada.

El hombre se hace desde adentro hacia afuera con virtudes heroicas de moral intachable. No de afuera hacia adentro. Esto mismo se aplica a una mujer. No importa que orientación e inclinación sexual tenga la persona. No somos como los animales para dejarnos llevar por los instintos bajos. Tenemos la facultad de controlar al cuerpo. No que el cuerpo nos controle a nosotros.