viernes, 27 de julio de 2012

EL SER HUMANO BUSCA LA NOVEDAD




Siempre buscamos la novedad, lo nuevo en el mercado, en la moda, en los inventos......etc. Se supone que sea para el bien de todos, para mejor calidad de vida y para el servicio de la humanidad. Pero, no todo es para el bien de la humanidad cuando se hace mal uso o con fines de poder y egoísta de algunos o muchos. El hombre ha llegado al conocimiento de la energía nuclear; su poder lo podríamos usar para producir energía eléctrica y bienestar para todos, como para la destrucción de la humanidad en el planeta Tierra.
El avión para fines favorables en la locomoción rápida de la humanidad, como para fines de guerra y destrucción de vidas humanas. 

Lo mismo para la caza de animales usamos el rifle, como también podemos quitarle la vida a una persona, familias enteras o grupos de personas. Y así sucesivamente podríamos traer otros ejemplos. Pero, quien es el SUJETO que con su mente, corazón, manos, pies y con todo su ser esta detrás del avión, el rifle, la energía nuclear.....etc. De todo lo existente y disponible a nosotros, PUES UNA PERSONA O PERSONAS. Seres dotados con dos manos, dos pies e inteligencia al cual llamamos hombre y mujer. Seres que conocen y saben hacer el BIEN, como también hacer el MAL.

Cuando tomamos un cuchillo en nuestras manos, con el podemos hacer un bien, como también podemos hacer un daño destructivo (Un mal). Lo que conocemos por BIEN, se hace por amor, lo mueve la caridad a sí mismo o al otro(a). Crea paz, armonía, vida, salud mental y un bienestar a nivel de familia, comunidad, de pueblo y nación. Lo que conocemos por MAL, su nombre correcto sería  PECADO. El MAL es la ruptura con el BIEN, lo opuesto. Es anti-vida, trae llanto, miedo, destrucción de familias, de amistades, de pueblos, valores humanos y religiosos.

 Al hombre o la mujer inclinarse y hacer el MAL (pecar), no solamente ofende al semejante (prójimo), también ofende a Dios que es todo AMOR y de El procede todo BIEN. Hay personas que niegan y no se dan cuenta que el PECADO (el mal) existe. El sujeto que ejecuta un bien, como además el mal, somos nosotros.

Dios nos manda que hagamos solamente el BIEN y dejemos de hacer el MAL para que seamos verdaderamente hijos e  hijas de Él.  Jesucristo nos dejo el Sacramento de La Reconciliación (Confesión) en Su Iglesia Universal (Católica). Sacramento para todos, para toda la humanidad. Es Reconciliarse con Dios, con uno mismo y con los demás (prójimo).  Si no hubiera pecados en el mundo, no hubieran guerras entre los hombres, robos, hambre, enfermedades, mentiras, divorcios, hijos abandonados, maltratados, cárceles, campos de concentraciones, torturas físicas y mentales......etc.

Tampoco habrían hombres y mujeres ADICTOS al VICIO de la pornografía, a las inmoralidades, a las bebidas alcohólicas (borrachos), la droga, al sexo desordenado, al chisme y hablar mal del otro(a), la prostitución masculina y femenina, la violación, el aborto (asesinatos de los no nacidos).........etc.

EL MUNDO TIENE SED Y HAMBRE





Sed y hambre de qué?...

  De la misma forma que nuestro cuerpo físico necesita satisfacer la sed con el agua y su hambre con la comida, nuestro Espíritu (Alma) necesita además alimentarse ante su sed y hambre que también padece. Pudiera ser: Sed y Hambre de Justicia, de Amor, de Perdón, de Comprensión, de una Palabra de aliento, de Amistad sincera, de Verdad.....DE DIOS.  Jesucristo testifico ante el Maligno (enemigo de las cosas de Dios) lo siguiente: " NO SOLO DE PAN VIVE EL HOMBRE, SINO DE TODA PALABRA QUE SALE DE LA BOCA DE DIOS”. Nuestras familias, pueblos, naciones y nosotros mismo, en su mayoría, viven ajenos a los mandatos de Dios y buscan satisfacer su sed y hambre espiritual en lugares, estilos de vida, leyes, modas, ideas filosóficas seculares.........etc.

Para apagar la sed y el hambre espiritual que padecen. Y podemos enumerar muchos más delitos que van contra Las Leyes Divinas. Cuando no se busca satisfacer la sed y el hambre espiritual en LA FUENTE DE VIDA verdadera, que es Jesucristo y dadas a Su Iglesia que El fundo, las consecuencias son atroces. Podemos enumerar algunas: Aumento en los crímenes, guerras entre pueblos, aumento en el uso de las drogas y el alcoholismo, aumento en los divorcios, familias destruidas, infidelidades, niños(as) abandonados, maltratados, abusados, sin un padre en la casa. 

Aumento en los robos, corrupción, falta de sinceridad por muchos gobernantes y donde se manipula las mentes con las mentiras. Aumento en los placeres sexuales desordenados, donde la humanidad es llevada por caminos inmorales y falta de moral cristiana. Aumento en la prostitución de ambos géneros sexuales bajo el pretexto de igualdades y derechos de los homosexuales, lesbianas, bisexuales y heterosexuales en algunos casos. Desintegración de la familia creada en el amor entre un hombre y una mujer con el fin de cooperar en el Plan de Dios y traer hijos(as) al mundo físico. 

Los valores éticos y morales cristianas se pisotean en muchos países y la industria asesina de niños y niñas no nacidos en las clínicas de aborto actúan impunes y amparadas por las leyes de los hombres. Nuestro Padre Celestial, Padre amoroso, sabe de qué estamos hechos  y por eso envió a Su Hijo Jesucristo a la Tierra para liberarnos del pecado y vivir una vida conforme a Sus Deseos. Jesucristo en EL PAN BAJADO DEL CIELO y sus palabras en la Ultima Cena, que tuvo con sus discípulos, nos dejo su Cuerpo y Su Sangre como alimento y bebida bajo las especies de Pan y de Vino. 

Mandato Absoluto que le dejo a Su Iglesia y que por más de dos mil años la Iglesia Católica celebra ese misterio de fe en la Santa Misa. Además, Jesucristo nos dejo Su Palabra en anuncios evangélicos: El Perdón de los pecados y demás Sacramentos en Su Iglesia Católica = Universal para APAGAR LA SED Y HAMBRE ESPIRITUAL de cada uno de aquellos que lo buscan sinceramente y decididos a cambiar de rumbo en sus vidas y tomar el ÚNICO Y VERDADERO CAMINO AL PADRE DE LOS CIELOS, y ese es Cristo Jesús.